Muguruza usa una máquina de radiofrecuencia para volver con todo

La cuenta atrás finalizó y el primer Grand Slam del año ya llegó, aunque para Garbiñe Muguruza todavía quedan algunos días para iniciar su andar por este Abierto de Australia está haciendo todo lo que está a su alcance para llegar totalmente recuperada.
Imagen referencial

Muguruza tuvo que retirarse el pasado miércoles del torneo de Sídney, justo después de haber derrotado a Kiki Berntes en segunda ronda, porque desde el inicio de semana sintió algunas molestias en el aductor de su pierna derecha, a partir de allí ha estado batallando para recobrarse lo más pronto posible y asegurar su presencia en Melbourne.

Desde el sorteo la suerte le sonrió porque no verá acción hasta el martes, en su debut contra la invitada Jessika Ponchet, y eso le da más tiempo de ponerse a punto con dos elementes que están siendo esenciales en su recuperación: su fisioterapeuta, Alicia Cebrián, y una máquina de radiofrecuencia.

El aparato favorece el movimiento activo de los iones presentes en los medios intra y extracelular a través de las membranas celulares, por lo que se obtienen mejores resultados sobre el tejido con lo que se ayuda a una recuperación más veloz y se reduce el dolor de forma no invasiva.

(También te puede interesar: Freddy García fue el “Regreso del Año” en la LVBP )

Se teme que la poca actividad antes de disputar el Australian Open le reste probabilidades a la española, pero ella comentó en la rueda de prensa previa al torneo que “nunca sabes lo que es mejor, pero con la experiencia que ya tengo no creo que necesite veinticinco partidos para llegar a Australia en la mejor forma”.

Ya la edición pasada Garbiñe llegó muy justa físicamente a la cita australiana, debido a que presentaba los mismos problemas de ahora en el aductor; sin embargo, esto no le impidió alcanzar los cuartos de final y allí fue cuando sucumbió ante la estadounidense Coco Vandeweghe. La situación es similar, pero Muguruza confía en que su experiencia y sus ganas de sumar otro Grand Slam a su palmarés (ya tiene Roland Garros y Wimbledon) sean suficientes para dar la talla.

Fuente: Meridiano

Loading...