Compromisos de la deuda para 2018

El primer trimestre de 2018 enmarca un periodo de pagos relativamente ligero para la economía venezolana en comparación a los demás meses de este año, siendo que los desembolsos se deberán realizar dentro de un escenario donde las sanciones económicas seguirán obstaculizando las relaciones con la comunidad internacional y el uso de los periodos de gracia para el pago de los cupones se continuará empleando, dado el ajustado flujo de caja de la República y PDVSA.
Imagen referencial

(También te puede interesar: Toro Hardy: Aumentó el precio de la cesta petrolera venezolana, pero disminuyó la producción )

Entre enero y marzo el servicio de deuda externa asciende a $1.242,7 millones, siendo que en enero se tienen programados cuatro pagos de cupón por un total de $312,8 millones, de este monto $242,5 millones corresponden a cupones vencidos y $70,3 millones a los compromisos originales del mes. Por su parte, febrero se presentará como el mes más pesado del primer trimestre con $705,1 millones, mientras que en marzo se tendrán que cancelar dos cupones por $228,7 millones.

El uso de los periodos de gracia será una estrategia que continuará utilizando tanto la República como PDVSA, pero con la desventaja de inflar de los compromisos de los próximos meses y el riesgo de que ante la falta de pago se declaren las emisiones en default. En el primer mes de 2018 veremos el fin del periodo de gracia de tres cupones: el VENZ2018-7% ($35 millones), VENZ2020-6% ($45 millones) y VENZ2036-6,5% ($162,5 millones).

Por su parte, la segunda mitad de 2018 será un reto en cuanto a pagos de deuda, pues se deberá encarar el pago de $5.861 millones. Asimismo, los meses de agosto, octubre y diciembre serán decisivos debido al vencimiento del VENZ2018-13,625% por $1.052 millones, la segunda amortización del PDVSA2020 por $841,8 millones y el vencimiento del VENZ2018-7% por $1.000 millones.

I trimestre 2017 vs 2018

Para el primer trimestre de 2017 se honraron $1.004,2 millones por deuda de externa, mientras que para este 2018 se deberán cancelar $1.242,7 millones, un monto ligeramente mayor consecuencia del retraso en el pago de tres cupones de la Republica. De seguir este comportamiento, es predecible que la deuda de enero entre en periodo de gracia, siendo que el desembolso de esta se deba realizar en febrero y así consecuentemente con los demás meses, siguiendo el mismo patrón observado al finales de 2017.

Los envíos de crudo caen a pesar de que los precios suben, mientras que los ingresos por su venta a EEUU, los cuales son los más líquidos que tiene PDVSA, caerán en el primer trimestre de 2018 en comparación al de 2017, dado a que el número de envíos se ha reducido, mientras que los precios del oro negro se han incrementado.

Dado lo anterior y entendiendo que las ventas por crudo a EEUU se realizan bajos contratos a tres meses, tenemos que las divisas que entraran en los primeros tres meses de 2018 vendrán de una cesta venezolana de petróleo la cual promedio los $53,90 por barril en el último trimestre de 2017. Por su parte, las divisas percibidas en el mismo periodo de 2017 se contaron a un barril de $41,91, es decir, los ingresos disminuirán a pesar de que los precios han subido un 27,82%.

¿Que debes saber?

En su última publicación la Asociación de Corredores de Mercados Emergentes (EMTA) ha recomendado que los bonos de la República comiencen a operar flat o sin interés acumulados. Con esta nueva recomendación se deberán tener en cuenta los siguientes puntos:

A partir de 09 de enero, los bonos soberanos comenzaran a operar sin intereses acumulados. Dado que los bonos operaran flat, estos se liquidaran a precio global y sin necesidad de realizar un desembolso adicional debido los intereses acumulados y no pagados.

Los compradores de los títulos de la República tendrán derecho a la titularidad de todos los intereses del instrumento que están adquiriendo, es decir, si se honran los cupones el nuevo receptor podrá retenerlos contractualmente.

La medida de la EMTA aplica solo para los bonos soberanos y no para PDVSA, dado que la República no ha podido concretar con éxito el pago de ninguno de sus cupones desde el cuarto trimestre de 2017.

La nueva recomendación del EMTA para la comercialización de los instrumentos soberanos es común para aquellas emisiones que son consideradas en default. Esta decisión ha venido de la mano con los múltiples inconvenientes que ha tenido la República para honrar sus compromisos, siendo que esto ha afectado la reputación crediticia de Venezuela.

La Republica comenzó el 2018 con dos de sus instrumentos en “default selectivo En las dos primeras semanas de 2018 la República ha visto como la calificación de sus instrumentos VENZ2018-7% y VENZ2020-6% ha sido rebajada de “CC” a “D” (default selectivo) por parte de la agencia calificadora Standard & Poor’s (S&P). La razón de este movimiento es por la falta de pago de los cupones, porque terminado el periodo de gracia de estos, los recursos no han llegado a los tenedores.

La República no ha cancelado estos cupones, y acumula $699,6 millones en compromisos atrasados cuyos periodos de gracia han llegado a su fin sin que se haya hecho algún desembolso por estos: VENZ2019-7,750%, VENZ2024-8,250%, VENZ2025-7,650%, VENZ2026-11,750%, VENZ2023-9%, VENZ2028-9,250%, VENZ2018-7% y VENZ2020-6%.

Fuente: El Universal

Loading...