Consumidores asombrados por los recientes incrementos de los precios

Loading...
Con la llegada de 2018 y el aumento salarial de 40%, los precios de los alimentos, artículos personales y mercadería en general subieron de manera exagerada, generando en los consumidores una mezcla de asombro y tristeza.

La comida es el gasto principal de los venezolanos, por lo que los “cabeza de casa” hacen sacrificios para poder estirar el sueldo.

Y en un recorrido realizado por el Mercado Principal de Maracay y sus alrededores, se pudo verificar los exorbitantes incrementos de los precios en cada uno de los alimentos, especialmente verduras y hortalizas.

Al respecto, María Morales, vendedora informal, aseguró que se vio en la obligación de subir el precio de las verduras durante esta semana, ya que los mayoristas les aumentaron los costos de todos los rubros.

Morales especificó que un kilo de cebolla tiene un costo de 180 mil bolívares al mayor, lo que obliga a los comerciantes a venderlo aproximadamente en 200 mil bolívares para obtener algo de ganancia.

Opinó que hay legumbres que se mantienen con altos precios desde la temporada navideña, como el caso del cebollín, que continúa aproximadamente en 10 mil bolívares el paquetico.

Por su parte, María Marín informó que la papa también aumentó, por tal razón es ofertada, mínimo en 30 mil bolívares el kilo; mientras que la caja de pimentón subió a 500 mil bolívares, lo que lleva a imponer a los clientes un precio de 100 mil bolívares el kilo.

Señaló Marín que muchas amas de casa la ofenden verbalmente por los precios, por lo que expresó su molestia, ya que como comerciante debe establecer el costo de acuerdo a los precios de los distribuidores; “yo gano para sobrevivir solamente”, aclaró.

Esto fue reafirmado por Alberto Pereira, encargado de un puesto de vegetales, verduras y frutas en el mercado, quien indicó que la yuca subió a 20 mil, costo que para gran parte de los consumidores es exagerado; “los clientes solo llevan ahora uno o dos pedazos”, aseguró.

Dijo que el pimentón y la cebolla se mantienen a 200 mil bolívares el kilo, mientras que el tomate bajó a 30 mil bolívares el kilo. Con respecto a las frutas, señaló que el kilo de cambur está en 15 mil bolívares y la piña en 30 mil bolívares.

CONSUMIDORES DESCONTENTOS

Rubén Álvarez, quien frecuentemente visita el Mercado Principal, sostuvo que los alimentos tuvieron un fuerte incremento durante los primeros días del año, haciendo referencia a la yuca, por la cual la semana pasada pagó 8 mil bolívares el kilo, y ayer le costó 20 mil bolívares; “es un desastre la falta de control en los precios, especialmente en los alimentos”, sostuvo.

Aseguró que ha tenido que limitarse en las compras o simplemente dejar de consumir algunos alimentos, debido a los altos costos de los rubros; “mi familia y yo compramos lo básico y no comemos en la calle”, finalizó.

Por su parte, Carmen Ramírez manifestó su asombro ante los precios “exagerados”, ya que los últimos aumentos están colocando a las amas de casa en jaque y mate, debido a que cada día se dificulta más la compra de los alimentos.

Ramírez señaló que anteriormente compraba vegetales y verduras para rendir la carne, el pollo y el pescado, pero actualmente dichos rubros también tienen un costo elevado. Debido a esto, aclaró que comerá lo que se pueda conseguir y se pueda comprar.

ZULEIKA ROSALES | elsiglo
foto | DENYS SÁNCHEZ

Loading...