Aprende a hacer desodorante con piedra de alumbre

Aunque pocas lo conozcan el desodorante con piedra de alumbre es un producto ideal para la higiene. Todo gracias a que sus propiedades ayudan a eliminar el mal olor de la piel y la propagación de bacterias.
Imagen referencial

En la actualidad los productos de higiene cuentan con gran cantidad de compuestos químicos que pueden resultar dañinos para muchos. Los desodorantes y antitranspirantes son dos de los cosméticos que son más cuestionados por la sociedad.

También te puede interesar: Mira la razón por la que tus uñas deben descansar del esmalte

Si buscas una opción natural y más amigable para tu piel, puedes optar por la piedra de alumbre. Están compuestas por sulfato doble de aluminio y potasio, lo que sirve perfectamente para combatir la humedad de las axilas, pies o cualquier parte del cuerpo donde se aplique.

Cómo funciona el desodorante con piedra de alumbre

Cuando las piedras entran en contacto con el agua o la piel húmeda -en este caso el sudor- estas se disuelven y generan iones de aluminio que tiene efectos antitranspirantes. Es bastante parecido a un desodorante convencional que contenga sales de aluminio. Sin embargo, su efecto es un poco menor ya que puede reducir en un 30% la transpiración, mientras que los otros lo hacen en un 50%.

Este desodorante natural evita el crecimiento de bacterias y microbios culpables del mal olor. Además neutraliza los olores y te mantiene fresca por más tiempo.

Para tener en cuenta

Este desodorante de piedra de alumbre debe ser evitado por personas con piel sensible, que tengan heridas o arañazos. Puede ser utilizado por niños mayores de 6 años.
Al terminar el día es recomendable lavar bien la zona para no tener los poros obstruidos por mucho tiempo.

Cómo hacerlo

Para realizar este desodorante natural necesitas: 100 gr de piedras de alumbre en trocitos, 30 gr de Hidrolato de Salvia, 45 gr de Agua Desmineralizada, 2 gotas de Aceite esencial de Salvia y una Botella con spray.

Tomamos las piedras más pequeñas y las vamos colocando dentro de la botella (nunca el polvo) hasta llenar la mitad del frasco. Luego vertemos el Hidrolato de Salvia, el Agua Desmineralizada y las dos gotas del Aceite esencial de Salvia. Luego cerramos la botella y esperamos 24 horas para que todos los ingredientes se mezclen mejor. Pasado el tiempo ya lo puedes utilizar cuando quieras.

Fuente: EME

elsiglocomve elsiglotv

Loading...