Abrieron el candado del Magallanes

Hassan Pena es sinónimo de victoria en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, sus 86 salvados de por vida en ronda regular así lo aseveran, pero este año el hombre récord de Navegantes del Magallanes no ha sido garantía, en especial en el último mes y medio.

El antillano que coleccionó 16 rescates durante la temporada , y fue por un año más líder en ese apartado, no salva desde el 6 de diciembre cuando trabajó por espacio de una entrada ante Águilas del Zulia como local. Su última salida al morrito fue el 27 de noviembre ante Leones del Caracas, en el último juego entre los eternos rivales. Ahí Pena lanzó por espacio de una entrada y dos tercios en las que permitió par de cuadrangulares y se anotó su tercer blown save de la zafra.

En postemporada el lanzador cubano había sido una contraseña indescifrable. En sus cuatro incursiones anteriores en enero, la del año pasado como refuerzo de Cardenales de Lara, coleccionó grandes números. Una impresionante efectividad de 1.00 en 25 salidas con 10 salvados 29 hits y apenas cuatro carreras.

Incluso la campaña anterior cuando vistió la camiseta de Cardenales de Lara, Pena laboró por espacio de siete innings y un tercio y solo permitió tres imparables, además otorgó un boleto y ponchó a cinco contrarios

Pero este año en apenas una entrada y un tercio en la serie que libra la divisa filibustera ante Caribes de Anzoátegui el caribeño ha permitido tres rayitas, con dos pasaportes y apenas un ponche.

Pero Pena nunca ha estado solo en la parte final del juego, siempre ha contado con un escudero de experiencia grandeliga como Deolis Guerra, pero el espigado derecho tampoco ha sido el mismo pitcher que en otras zafras.

Lea también: Rojas: Cuando Robinson se embasa somos otro equipo

El de San Félix, Bolívar, ha sido bateado en apenas dos entradas de labor en lo que va de enfrentamientos entre la nave y la tribu. Cuatro hits, tres carreras y un cuadrangular figuran en la actuación del guayanés.

Este año Guerra solo trabajó en 8 juegos en la ronda eliminatoria a diferencia de 2016 cuando lanzó en 11 partidos y tuvo 5 holds. Este año apenas consiguió dos.

Y tampoco le ha ido bien en postemporada. En su última aventura en la 2015-2016 fue bateado y en apenas cuatro entradas de trabajo permitió diez inatrapables y le anotaron siete carreras.

Fuente: Meridiano

elsiglo, elsiglotv, elsiglocomve

Loading...