Fotografía de un niño en fin de año despierta el debate racial en Brasil

Loading...
La imagen Refleja la situación de la pobreza y el racismo en Brasil? ¿Qué interpretaron las personas al ver la instantánea?

La imagen de un niño negro en la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, observando los fuegos artificiales por el fin de año, ha suscitado un gran debate y diferentes interpretaciones en las redes sociales en Brasil, despertando el monstruo de los tópicos raciales en el país.

En la instantánea, tomada por el fotógrafo Lucas Landau para la agencia Reuters, se aprecia a un pequeño en bañador solo, con el agua por las rodillas, mirando hacia arriba con los brazos entrelazados, absorto en el explosivo espectáculo. Detrás del niño, a cierta distancia, hay una masa de gente, la mayoría vestida de blanco, algunos de ellos dando la espalda al chico mientras se toman selfies, observando también los fuegos artificiales.

Landau comentó que “él estaba allí, como otros, encantado. Le pregunté la edad y el nombre, pero no oí por causa del alboroto (…) No sé si estaba solo o con familia”.

La imagen original fue tomada a color, pero el fotógrafo subió a su perfil una en blanco y negro.

Muchas han sido las interpretaciones dadas a la imagen: algunos señalaron que es una “muestra de la segregación racial en Brasil”, que es “la imagen de la exclusión social”. Otros aventuraron que se trataba de un niño perdido, pobre, asustado, siendo ignorado por la masa de gente blanca.

El colectivo Jóvenes de Izquierda hizo una ilustración a partir de la imagen original en la que escribió: “Meta de año nuevo: combatir el desprecio”. Por ello recibió varias críticas, entre ellas acusaciones de “izquierda blanca”.

Fuente:RT.

elsiglocomve

Loading...