Ropa amarilla se le queda fría a los vendedores turmereños

Loading...
“En años anteriores vendía muchas prendas íntimas amarillas y los hombres buscaban una franela o camisa también del mismo color amarillo. Se la ponían la noche del 31 de diciembre para recibir el año nuevo, para que les trajera buena suerte, incluso algunos se la ponían al revés para atraer la suerte con más fuerza, para ellos el amarillo representa al sol que significa prosperidad, fortuna, comunicación y contacto con el mundo que rodea al individuo”, dijo.
Imagen referencial
Eliú José

Asimismo, Eliú José aseguró que las ventas están bajas, “ya estamos finalizando el año y no se ha vendido ni siquiera una pieza, con el poco dinero que tiene la gente sale a buscar comida y medicinas, años anteriores para estas fechas mi local estaba full de gente y variedad de mercancía, lamentablemente la tradición de comprar y usar alguna prenda amarilla para que le traiga suerte, pertenece al pasado, todo por la grave crisis que estamos viviendo”.

También te puede interesar: Pescadores de Choroní afectados por alto costo de lubricantes


Elizabeth Sánchez

Por su parte, las hermanas Elizabeth y Lilibeth Sánchez dijeron, “este año ni estrenos ni tradiciones, salimos de casa preocupadas para pedirle a Dios que podamos conseguir comida, aparte que el dinero no alcanza, lo poco que uno tiene no lo podemos gastar en prendas amarillas, esas épocas se terminaron y lamentablemente los que más sufren con la crisis son los niños”.

Finalmente, una joven vendedora que se identificó con el nombre de Feliu consideró que en estos momentos en Venezuela “la gente trata de ahorrar su dinero para comprar comida y medicinas, atrás quedó aquella época cuando la gente salía de compras y pagaba lo que fuera por la ropa amarilla, así como por las uvas, mandarinas, para seguir marcando las tradiciones en busca de traer la suerte”.

LUIS CHUNGA | elsiglo
fotos | JUAN CARLOS SÁNCHEZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...