Choroní no pierde la magia a pesar de la crisis

El estado Aragua siempre se ha caracterizado por sus hermosas playas, las cuales a pesar de la crisis económica por la que está atravesando el país, sus habitantes realizan grandes esfuerzos para mantener el turismo, la cultura y las tradiciones que los caracteriza.
El alquiler de toldos se ha recuperado

Choroní es una de las playas preferida por la población, ubicada en la zona costeña en el extremo norte del municipio Girardot, caracterizado por su antigüedad y hermosa arquitectura colonial, la nobleza de sus habitantes le asegura a los turistas una estadía confortable en el pueblo.

Sin embargo, a diario sus habitantes deben lidiar con los diferentes problemas que atraviesa la población, tales como la falta de efectivo y los altos costos de los insumos, lo que ha traído como consecuencia que la afluencia de turistas haya disminuido.

LAS VENTAS DE ROPA HAN DISMINUIDO

Son muchas las dificultades por las cuales los comerciantes del pueblo deben atravesar a diario, los mismos manifestaron que las ventas no le han dejado las ganancias suficientes y esperadas por ellos. Entre el alto costo de los insumos, la falta de efectivo y las fallas con el sistema de punto de ventas, se han visto en la obligación de “hacer magia” para mantener abiertos sus negocios.

 

Andrea García, comerciante

Al respecto, Andrea García, comerciante, señaló que durante la época decembrina no ha vendido su mercancía, “lo que más se vende son prendas que están en oferta como camisetas para hombres, aunque no han salido suficientes”, asimismo detalló que esta situación se agrava debido a la poca afluencia de los turistas en el pueblo costero.

Por su parte, Julianny Vargas, aseveró que esta ha sido la temporada con más baja presencia de turistas, “ya las personas no visitan el pueblo como antes, el 24 de diciembre no tuvimos ninguna venta ya que las líneas del punto estaban caídas y ahora no se maneja nada de efectivo, el día que si obtuvimos algunas ganancias fue el 25 de diciembre.

En comparación con años anteriores, comerciantes manifestaron que las ventas han disminuido aproximadamente un 50 %, acotando que algunas semanas no producen nada de ganancias. Es importante mencionar que los precios en los establecimientos de ropa tienen un valor que oscilan desde los 25 mil bolívares hasta los 800 mil bolívares.

ALQUILER DE TOLDOS SE HA RECUPERADO

 

Ángel Manamá, trabajador

Ángel Manamá, trabajador en el pueblo de Choroní desde hace aproximadamente 20 años, de los cuales 14 años se dedica al alquiler de toldos en la playa, manifestó que en los últimos días las ganancias se han recuperado y espera gran afluencia de temporadistas los primeros días del mes de enero del año entrante.

“Por la falta de efectivo, estamos trabajando con transferencia de cualquier banco, el 24 de diciembre no tuvimos visita de temporadistas, las playas estaban solas”, agregó. Además acotó que la falta de alumbrado eléctrico y seguridad en el pueblo son algunos de los factores que han influido en la ausencia de los visitantes.

Asimismo detalló que un toldo que consta de dos sillas y una mesa tiene un valor de 30 mil bolívares, mientras que los que incluyen tres sillas, una mesa y una cama tienen un valor de 50 mil bolívares, en un horario desde las 5:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde.

También te puede interesar: Aragüeños recibieron el año con el sonido de las olas

EL PRECIO DE LA COMIDA POR LAS NUBES

Una de las cualidades de Choroní es su exquisita comida de las cuales los turistas pueden disfrutar en los diferentes restaurantes del pueblo, sin embargo, en la actualidad los elevados precios de estos platos ocasiona que ya no sean tan buscados como en épocas anteriores.

Amarilys Hinojosa, encargada de un puesto de comida

Amarilys Hinojosa, encargada de un puesto de comida, precisó que los temporadistas todavía disfrutan del tradicional pescado, tostones y fosforera, lo que les han permitido que las ventas se mantengan a pesar de la crisis económica.

Además expresó que los platos tienen diferentes precios, en el pueblo las empanadas oscilan entre los 25 mil y 30 mil bolívares, mientras que los platos de tostones varían entre los 80 mil y 130 mil bolívares. Finalmente comentó que la tradicional fosforera tiene un valor de 350 mil bolívares.

MÓNICA GOITIA | (pasante) – elsiglo
fotos | MERWIN VALIENTE

Loading...