Eduardo Escobar no descarta jugar con los Tigres en postemporada

Loading...
“Si piso el estadio me voy a enfiebrar y voy a terminar jugando”. Así lo expresó el campocorto, Eduardo Escobar, al consultarse sobre la posibilidad de uniformarse con los Tigres de Aragua en el mes de enero de cara a la postemporada de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.
Imagen referencial

Pero Escobar se debate entre dos frentes. Las ganas de ver acción en la pelota criolla tal como la ha hecho de manera ininterrumpida desde su debut en los diamantes nacionales o concentrarse en su preparación física y proceso de negociación por un contrato multianual con los Mellizos de Minnesota.

“Ahorita no puedo decir ni si, ni no (sobre jugar con los Tigres), ni siquiera he ido al estadio, porque yo sé que si voy al estadio me va a entrar la fiebre y voy a querer jugar. Ahorita mismo viene enero, llegan los playoffs y me van a pegar las ganas de jugar. Si piso el estadio voy a terminar llamando para que me traigan los guantes, los bates y empiezo a jugar de una vez porque yo soy así. Estoy en plena forma para jugar”, expresó el de La Pica.

También te puede interesar: Garbiñe Muguruza, a recuperar el puesto uno en 2018

Sin embargo, Escobar quiere buscar su estabilidad por varios años como jugador de Grandes Ligas y la económica para su familia. En los actuales momentos se encuentra en conversaciones con su organización de los Estados Unidos para cerrar un pacto por múltiples campañas y teme que una posible lesión frene el proceso, por lo que se mantiene analizando los pro y contra de reportarse con los Tigres.

POR UN MEJOR 2018

Escobar piensa en grande para su temporada 2018 en el denominado “Mejor Béisbol del Mundo”, trazándose dos objetivos claves; uno individual como es asistir a su primer “Juego de Estrellas” y el colectivo, de avanzar a la Serie Mundial, luego de alcanzar la postemporada 2017 donde llegaron hasta el Juego de Comodines.

La recién finalizada zafra en las mayores significó una de las mejores producciones de su carrera, en la que estableció topes de jonrones (21), impulsadas (73), slugging (449) y OPS (758), repartiéndose tiempo de juego entre el campocorto y la tercera base tras la lesión de Miguel Sanó.

“Creo que la clave para mi buen año fue estar libre de lesiones. En 2015 estuve sano y me fue bien, el año pasado fui a la lista de lesionados dos veces y me costó batear. Este año no me lesioné, tuve una buena preparación antes de los campos de entrenamiento. Estar en los playoffs fue una experiencia muy bonita, sobre todo el momento de la celebración cuando estás bañado de champaña y con la camisa que dice que clasificaste, allí sabes que todo el esfuerzo que diste valió la pena”, aseguró.

Escobar indicó que su agente le hizo saber que los Mellizos estudian la posibilidad de emplearlo como el bateador designado regular, pero los recientes reportes que indican que Sanó no estará recuperado para el comienzo de la temporada, se visualiza como el antesalista titular del equipo.

“Mi abogado me envió un line up donde aparezco de designado. Yo no peleo por eso, con tal de estar en la alineación todos los días no me importa la posición. Este año me tocó ser catcher en Seattle. Siempre me traen un short stop nuevo y termino jugando yo la posición. Simplemente espero que me sigan dando la oportunidad y yo demostraré que puedo hacer el trabajo”, afirmó.

ADONIBAL CARRASCO| elsiglo
foto JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...