Asesinaron a joven para robarle el bolso y su celular

Loading...

Dramáticas escenas de dolor e impotencia protagonizaron en la morgue de Caña de Azúcar, municipio Mario Briceño Iragorry, los familiares de la joven Orledis Beatriz Lovera Chirinos (24), cobardemente asesinada por dos sujetos desconocidos para robarle su bolso personal donde tenía guardado el teléfono celular.

La inseguridad vuelve a enlutar un hogar aragüeño

Este nuevo homicidio que forma parte del índice de inseguridad y que enluta un nuevo hogar aragüeño, ocurrió entre las 7:00 y 8:00 am del día de ayer, en los precisos momentos en que la joven llegaba a la casa de su abuela ubicada en el sector Los Caobos, a escasos metros de la Intercomunal Turmero, municipio Mariño, para ayudar en la preparación de las hallacas navideñas en compañía del resto de sus parientes.

Según testimonios de los familiares, aseguraron que Orledis Beatriz tenía poco tiempo de casada y vivía en un sector de Caña de Azúcar.

Orledis Beatriz Lovera Chirinos, muerta

Se pudo conocer que ayer sábado se levantó muy temprano y se fue a la casa de la abuelita, llegó al Terminal de pasajeros y agarró el autobús que la llevaría hasta la entrada de Santa Cruz, luego cruzó la mencionada vía, pero fue interceptada por dos sujetos, posteriormente uno de ellos sacó un arma de fuego y le pidió el bolso, “ella no opuso resistencia, por el contrario, entregó la cartera, pero los delincuentes antes de irse le efectuaron un disparo, cuyo proyectil le impactó en el pecho”, dijo uno de los familiares.

Precisamente esto fue confirmado por un vecino que en esos momentos se encontraba en la parada. “La joven no opuso resistencia, los asesinos iban en una moto y el que viajaba de parrillero fue el que sacó el arma de fuego y le disparó, luego se fugaron por la Intercomunal”.

Mientras tanto, la dama caía gravemente herida sobre el pavimento, pero de inmediato fue auxiliada y trasladada hasta el ambulatorio de Turmero. Lamentablemente el proyectil le provocó graves heridas en algunos órganos vitales, por lo que a los pocos minutos falleció en el mencionado ambulatorio.

Asimismo, se pudo conocer que la hoy víctima de la delincuencia trabajaba en el departamento de administración de un conocido frigorífico ubicado en la Avenida Bolívar de Maracay.

Los vecinos, amigos y familiares la recuerdan como una joven muy humanitaria, ayudaba a las personas que siempre necesitaban de su apoyo o de algún consejo, también era colaboradora y sobre todo muy responsable en su trabajo.

Todos solicitaron justicia y esperan que la experiencia de los investigadores de la Brigada de Homicidios del Cicpc de la subdelegación Mariño continúen con las investigaciones para que puedan identificar y ubicar a los asesinos y aplicarles todo el peso de la Ley.

LUIS CHUNGA | elsiglo
fotos | FAUSTINO PEREZ

 

Loading...