Hallacas vegetarianas para la ocasión

Loading...
Hay costumbres que prevalecen aún en las más difíciles circunstancias. Diciembre es un mes de tradiciones, y pone a prueba el ingenio de los venezolanos para celebrar las Navidades sin abandonar uno de los platos de temporada más esperados: las hallacas.

Ante la dificultad de adquirir los ingredientes usuales del guiso por sus elevados precios, existe la posibilidad de cocinarlas con la utilización de vegetales sustitutos, sin perder ese sabor que las hace especiales. Y es que las hallacas pueden ser preparadas de distintas maneras sin dejar de representar la venezolaneidad. Con caraotas en Trujillo, con garbanzos en los Andes, con chivo en Coro, con mariscos en el occidente, o las más comunes en todo el país con pollo, carne y cochino, este plato siempre es una exquisitez.

El chef Otto Martínez considera que las hallacas son un ícono de nuestra gastronomía -después del pabellón y la arepa, dice-, un plato que identifica al venezolano en el mundo. Aconseja, “con los ojos cerrados”, hacerlas con vegetales en sustitución de aquellos ingredientes costosos y difíciles de encontrar. A continuación explica cómo prepararlas para un aproximado de 40 hallacas.

Guiso vegetariano

Los ingredientes a utilizar para el cocinado del guiso son más económicos que la carne, cochino o el pollo. Para un aproximado de 40 hallacas, utilizar:
Cebolla, pimentón, ají dulce, chayota, ajo, ajo porro, zanahoria, berenjena, apio y cebollín. Medio kilo cada uno.

Sal, pimienta, onoto, aceite, sazonador, picante o ají dulce picante (opcional), salsa inglesa, soya y papas colombianas.

Preparación

El chef asegura que se trata de una elaboración muy sencilla y que, lo mejor de todo, “el sabor es casi igual” a las más habituales:

Colocar en una paila el aceite y el onoto al gusto y montar al fuego. Cuando esté caliente, agregar la primera lista de ingredientes en cortes de cuadritos o tiras.

Luego añadir la segunda tanda de ingredientes. El picante es opcional, mientras que la soya debe ser una pequeña cantidad. En este paso es importante incorporar más onoto para que tome el color característico. Las papas colombianas deben ser lo último en agregar.

Hacer un fondo con carapacho (huesos de pollo), sal y pimienta y echarlo a la mezcla.

La cocción debe ser de 30 a 50 minutos. “Deben quedar al dente, no muy cocidos, si no queda chicloso”, dijo el chef.

Ahorra con la masa

Rendir la harina de maíz precocida también puede ser un dolor de cabeza. Para ello Martínez aporta otras recetas para rendir la masa:

Con un kilo de yuca sancochada sin la vena, con un toque de sal y triturada sin que quede echa tan puré, agregar harina de maíz, pimentón, ají dulce licuado, y un poco del fondo de pollo.

La masa de maíz pilado es una excelente opción. “Es lo más rico que hay, nos resalta el paladar”, aseveró Martínez.

Habla la experiencia

Las hallacas van de generación en generación. Es la comida que se añora en las cenas navideñas, y más si se trata de la receta de la abuela.

Enoe Garcés tiene 60 años preparando las hallacas. Hijos, nietos y bisnietos viven el mes de diciembre con su sazón. Tan experta como muchas abuelas venezolanas, asegura que estas hallacas vegetarianas son tan especiales como las clásicas.

“Tengo toda mi vida preparándolas. El sabor es muy parecido, porque la berenjena hace las veces de la carne. Le pueden agregar garbanzo, y le dan un gusto extraordinario”.

Fuente:ÚltimasNoticias

Loading...