Hoy #21Dic es el Día de el Espíritu de la Navidad

Cada 21 de diciembre, Venezuela entrega sus deseos al Espíritu de la Navidad, con la confianza y la fe de que el próximo año se harán realidad. Suelen realizarse rituales a partir de las 10:00 pm hasta la medianoche, en compañía de la familia y amigos, quienes esperan el descenso de esta energía sobre el planeta Tierra.

La razón para el surgimiento de esta tradición está en que el 21 de diciembre se produce el “Solsticio de invierno” en el hemisferio norte.

¿Solsticio?

Se conoce como Solsticio al momento en que el Sol alcanza su mayor o menor altura en una región del planeta, por lo que la noche es la de mayor o menor duración del año. Con el Solsticio de invierno, el 21 de diciembre es el día más corto del año.

Esto genera que el Sol, con la Tierra inclinada hacia él 23,4 grados, alcanza distintos lugares del planeta con cantidades diferentes de luz, lo cual no significa que exista más calor.

Un viajero estelar que se hospedó en la Tierra

La creencia en el Espíritu de la Navidad surgió en los países nórdicos, para luego ser asumido como tradición en otras regiones, como Latinoamérica.

Según la leyenda de estos países, hace más de 80 mil años un ser proveniente de una galaxia lejana aterrizó en la Tierra y se hospedó en el norte del planeta, cerca de la península de Escandinavia.

Este huésped era alegre y acostumbraba a repartir regalos y sembrar conocimientos entre quienes lo rodeaban, reza la historia.

Rituales para contagiarse

Si bien es cierto que las leyendas tienen detalles creados con el fin de darle color a la historia, es innegable que la energía que llega con cada 21 de diciembre es diferente.

En Venezuela, los rituales y costumbres navideñas son abundantes y diversos. Los venezolanos utilizan la creatividad para atraer las vibras que les permitirán dar un buen paso al año siguiente.

Para recibir al Espíritu de la Navidad, recopilamos las siguientes tradiciones:

1.- Limpieza profunda del hogar: La energía con la que las personas enfrentan el día a día proviene principalmente de sus hogares, por lo que hacer una limpieza completa de la vivienda permitirá que los deseos que se tengan puedan entrar con facilidad en el entorno. Ayuda también abrir las ventanas para dar frescura al hogar.

2.- Para contrarrestar las energías pesadas, se puede encender una pastilla de alcanfor en una ventana y luego colocar una varilla de incienso en cada habitación. También se permite rociar aceite de mandarina en los marcos de las ventanas y manillas de las puertas.

3.- Es importante agregar al baño de cada miembro de la familia una pequeña cantidad de esencia de mandarina.

4.- La cena: Debe ser ligera y luego compartir dulces entre los presentes, así como frutas. Esto era practicado por culturas antiguas para atraer cosas positivas.

5.- Café para limpiar: Hervir agua, colocarle granos de café y limpiar el suelo de la vivienda para activar la abundancia, los negocios y el crecimiento económico en la familia.

6.-Desprenderse de objetos viejos o sin utilidad, así como reciclar y comprar cosas nuevas atrae el intercambio de energías negativas por positivas.

7.- Elaborar un centro de mesa con 5 velas, en representación de los dones y bendiciones que merecemos: una roja al Sur (amor), una vela verde al Norte (salud), una vela amarilla al Este (prosperidad), una vela azul al Oeste (confianza, la fe, la misericordia, la esperanza) y en el centro se coloca una vela blanca que representa la conexión de cada uno con el espíritu, con aquel ser que nos trasciende de acuerdo con la fe o religión de los participantes en el ritual. También se le puede incorporar incienso de mirra (paz y prosperidad) y esencia de azahar para atraer amor, suerte, dinero, energía física, alegría y salud.

Una vez con todos los elementos en la mesa, se colocan las velas en triángulo, el incienso y la esencia sobre un altar que se prepara para la ocasión.

Se encienden las velas de colores con la blanca en el sentido de las agujas del reloj, luego el incienso y se rocían unas gotas de esencia por el ambiente.

Se abren todas las puertas y ventanas de la casa para darle la bienvenida al Espíritu de la Navidad.

Es el momento de concentrarse en silencio durante unos minutos percibiendo esa energía buena y positiva que trae el Espíritu de la Navidad. Se visualiza la Tierra llena de luz, paz y armonía donde todos los seres son felices; también en los objetivos particulares, se visualizan los sueños cumplidos.

Momento más destacado: Las peticiones

En un papel se escriben los 21 deseos en grupos de siete. Siete por la humanidad, siete por la familia y siete personales. Es conveniente escribir la lista de deseos solo por una cara del folio. Una vez finalizado el ritual se debe conservar este papel hasta el año siguiente.

Si el año anterior se realizó este ritual, es momento de buscar el papel con los deseos expresados entonces. Se recortan en tiras los que se han cumplido y se queman en la llama de las velas, agradeciendo por lo deseos cumplidos. Las velas deben consumirse totalmente.

8.-Escribir en un papel los problemas, dificultades y preocupaciones que se tengan en el momento y luego quemarlo, previo al ritual con las velas, libera los pesares y genera esperanza.

9.- Vestir de colores blanco o naranja durante todo el día.

10.- Decorar algún rincón de la casa con girasoles conecta las vibras con el símbolo de la madera, que representa el dinero. Asimismo, se pueden colocar monedas y billetes en un bol y ubicarlo en la posición sureste para conectar con la prosperidad.

Sin embargo, y a pesar de la diversidad de tradiciones que se pueden llevar a cabo en esta fecha, la clave para generar las energías necesarias para renovar el espíritu residen en la compañía familiar. La oración en compañía de los seres queridos es el punto del que parte la fe que se impregna en cada ritual.

Fuente: GV

Loading...