Partidos temen la manipulación en las elecciones catalanas

Las decisivas elecciones autonómicas de mañana en Cataluña tras meses de proceso independentista se celebrarán en un clima de tensión y desconfianza que incluye el temor a posibles manipulaciones de resultados y medidas de seguridad especiales contra ciberataques. 

El diario El Mundo publicó hoy en portada que el partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que se disputa el primer puesto en los sondeos con el “constitucionalista” Ciudadanos, instruyó a sus apoderados para “defender el voto” soberanista en los comicios de donde saldrá el próximo Govern, informó DPA.

“Legalmente, no podéis hacer nada, pero con mano izquierda podéis hacer todo”, dice una funcionaria del partido en un encuentro con parte de los voluntarios que desplegará mañana en los colegios electorales, según una grabación difundida por el diario.

“Podéis colocar papeletas, podéis participar en el recuento… En teoría no podríais participar, pero el Presidente de la mesa puede ser vuestro vecino o el frutero. Y si os ofrecéis…”, continúa la grabación.

“Si veis que el presidente de la mesa no se aclara para hacer el recuento, llamad a vuestro responsable él ya hará recomendaciones para que cuadre. No os preocupéis. Hay cosas que no os puedo explicar”, añade la mujer, que aconseja también aplicar criterios diferentes para tomar como válido o nulo un voto según si es a favor o en contra de fuerzas soberanistas. 

Fue la propia ERC la que hace semanas planteó el fantasma de supuesto un “pucherazo” (manipulación de resultados) por parte de los partidos constitucionalistas y se propuso por eso llevar a cabo un “recuento paralelo”, para lo que reclutó a miles de voluntarios que desplegará mañana en los colegios.

El Gobierno central español volvió a rechazar hoy cualquier recuento paralelo y recordó que el único válido será el oficial.

Por su parte el líder nacional de Ciudadanos, el liberal Albert Rivera, reaccionó a la noticia recordando el referendo ilegal celebrado por los independentistas el 1 de octubre sin garantías mínimas, censo o reconocimiento nacional e internacional y en el que pudo ver a personas que votaban varias veces en locales diferentes.

“Esto es grave: primero dieron un golpe a la democracia y ahora pretenden hacer trampas en las mesas electorales. Todos a votar y a vigilar”, escribió la noche del martes en su cuenta de Twitter.

Más allá de las acusaciones cruzadas de posibles manipulaciones, en el Gobierno español preocupan posibles intentos de alterar los comicios por medio de ciberataques.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, recordó que “últimamente” se incrementó la actividad de “hackers”, pero aseguró que el Gobierno cuenta con “dispositivos especiales” para evitar intentos de “atacar cualquier sistema”. 

“Estamos seguros de que habrá normalidad y que nadie alterará la pacífica participación”, dijo hoy. El objetivo es “mantener el control y que nadie pueda alterar el orden ni la pacífica participación de todos”.

Según el diario El Mundo, los servicios de Inteligencia tienen un plan especial para hacer frente a diversos escenarios, incluyendo ataques a la central desde la que se comunican los datos electorales, una suplantación de identidad de la web que publica los resultados o simples operaciones de desinformación coordinada en redes sociales.

Las elecciones de mañana son las más trascendentes de la historia reciente en Cataluña por celebrarse tras la crisis sin precedentes que abrió el plan independentista en la región. La campaña quedó marcada por la ausencia de algunos candidatos huidos a Bélgica o detenidos en Madrid por su papel en el proceso soberanista.

Los sondeos dan favoritos a dos partidos: los independentistas de ERC (Izquierda Republicana de Cataluña), cuyo líder, Oriol Junqueras, está en prisión preventiva como sospechoso de sedición y rebelión, y Ciudadanos, un partido favorable a la unidad de España y primera fuerza opositora en la cámara saliente. 

Simultáneamente, los mismos sondeos pronostican que ninguno de los dos podrá gobernar en solitario, abriendo la puerta a la repetición de un ejecutivo independentista, uno unionista u otro transversal, cuya composición será determinante para el futuro político.

¿UNA MUJER AL FRENTE DE LA GENERALITAT?

En juego está además la posibilidad de que una mujer acabe presidiendo por primera vez la Generalitat: Inés Arrimadas, de 36 años, de Ciudadanos, nacida en Andalucía (sur) y establecida en Cataluña desde hace más de una década, o Marta Rovira, de ERC, 40 años y oriunda de Vic, un feudo nacionalista catalán.

Este miércoles era la tradicional jornada de reflexión que precede a los comicios y en la que no hay actividad política.

En los actos de clausura de campaña, el martes por la noche, Puigdemont, candidato de la plataforma independentista recién creada Juntos por Cataluña, pronunció un discurso insistiendo en que los únicos resultados aceptables son su reelección, sembrando dudas sobre su reacción a una victoria de sus hasta ahora socios de gobierno, ERC.

“Si gano las elecciones y soy investido presidente, entraré en el palacio de la Generalitat con todo el gobierno legítimo”, dijo. El resultado debe ser “que el presidente y el gobierno que fueron cesados vuelvan, cualquier otra cosa es una derrota, no una derrota por unos años sino por décadas”.

“Estas no son elecciones normales”, avisó Puigdemont a través de la pantalla. “No está en juego quién gana las elecciones, sino si gana el país o gana (Mariano) Rajoy”.

Arrimadas pidió “salir a votar en masa para despertar de la pesadilla del ‘procés’ (ndlr: independentista) y trabajar por una Cataluña de todos”.

Fuente:ElUniversal