Microsoft elimina una práctica que silenciaba el acoso sexual

Para que las voces de las víctimas de acoso sexual no queden silenciadas, la compañía Microsoft decide eliminar la opción del arbitraje interno para que en su lugar se resuelvan las denuncias de género ante los tribunales.

La tecnológica de Redmond anunció el cambio de política en su blog. Brad Smith, el máximo responsable legal de la corporación, explica que se acaba con el requerimiento a los empleados de solucionar las denuncias en privado.

Pero ahora entiende que eso no hace más que perpetuar el acoso. “Debemos garantizar que la gente puede ir a un tribunal para asegurar que sus preocupaciones se escuchan”, afirma.

Microsoft se enfrentó hace dos años a una demanda de tres empleadas que acusaban a la compañía de discriminación por su género. Aquel caso, que se resolvió al margen de los tribunales, puso en evidencia los problemas que tienen las corporaciones a la hora de afrontar este tipo de denuncias.

Fuente: Globovision/ El País

Loading...