Conoce los puntos de placer en los genitales masculinos

Loading...

Si bien ya sabemos que el punto de mayor placer en el hombre se ubica en su pene es importante conocer en qué parte de este exactamenmte pueden hallar más placer y cómo lo alcanzan.

En el pene encontramos varias partes que hacen a los hombres sentir un placer especial. En primer lugar una de las más sensibles es el glande, es decir la cabeza del pene, donde se encuentran concentradas muchas terminaciones nerviosas. Puedes acariciarlo con tu lengua mientras le masturbas con la mano haciendo movimientos arriba y abajo.

La base del pene es otra parte fundamental a tener en cuenta a la hora de hacerle disfrutar.

Por ella pasan conductos que aumentan de volumen por el incremento de flujo sanguíneo, por lo que gran parte del placer se localiza en esa zona. Rodéala haciendo un anillo con tus dedos mientras que con la otra mano estimulas el tronco. Puedes además, como decíamos, dedicarle a su vez tiempo al glande con tu lengua. ¡Creerá estar en el séptimo cielo!

En ocasiones, los testículos son los grandes olvidados en esto dar placer al hombre, pero la realidad es bien diferente, ya que estimulados de la manera adecuada, se pueden llegar a producir un placer inimaginable en ellos. El escroto, el tejido que contiene a los testículos es una zona muy sensible por lo que podemos probar a excitarla pasando nuestra lengua desde la base del pene hasta el principio del perineo. También podemos hacerlo con nuestros dedos. Sentirás como se retuerce de placer.

La cara interna de sus muslos puede ser un gran punto de congregación del placer. Besa y pasa tu lengua por la zona, juega a no tocarle nada más que esa parte. Levanta la vista y verás como acaba con una erección imponente sin que tú hayas tocado ninguno de sus genitales.

Indaga más allá de lo visible en tu chico, no te cortes, piensa solo en disfrutar y en que en el sexo no debe haber fronteras. Sitúate en el perineo, aquella zona comprendida entre los testículos y el ano. Posiblemente es una de las más excitantes para ellos, así que puedes estimularle pasando la lengua o presionando con tus dedos. Piensa que en realidad estás tocando el famoso punto G masculino, la próstata, al que se puede acceder también por el ano.

También puedes leer:  6 secretos del clítoris

Fuente: Diario Femenino

Loading...