Basura, oscuridad y huecos agobian a vecinos de San Jacinto

Huecos, falta de alumbrado público, deficiencia en la recolección de basura, inseguridad, son algunos de los problemas que atraviesan los habitantes de la urbanización San Jacinto, municipio Girardot.

                                           Los promontorios de bolsas con desperdicios abundan

Los vecinos aseguran que, a pesar de haber introducido un documento denunciando la problemática ante el ente municipal, no han obtenido respuesta alguna de parte de la Alcaldía.

Al respecto, David Martínez aseguró que durante los últimos meses el servicio de recolección de basura ha fallado, ya que el camión deja de pasar hasta por un mes, ocasionando que las montañas de desechos se acumulen, con la consecuente proliferación de moscas y gusanos.

Además, Martínez pidió a las autoridades mejorar de la vialidad debido a que las calles se encuentran llenas de huecos que dificultan el paso vehicular.

Por su parte, Horacio Ramírez comentó que la delincuencia se ha incrementado en la zona, produciéndose robos a cualquier hora del día, sin importarles a los ladrones el sexo ni la edad de sus víctimas.

Dijo Ramírez que durante las últimas semanas los antisociales ingresan a los estacionamientos de los edificios y se llevan cauchos y baterías de los carros, y si tienen la oportunidad, violentan las casas que se encuentran solas,

      David Martínez, vecino

llevándose electrodomésticos, prendas y dinero en efectivo.

Ramírez aseguró que los delincuentes actúan a sus anchas ya que la zona no cuenta con presencia de funcionarios policiales, por lo que hizo un llamado a los organismos de seguridad para que incorporen patrullaje a San Jacinto las 24 horas del día.

     Horacio Ramírez, habitante

Coromoto Bravo también hizo referencia a la falta de alumbrado público en el sector y aseguró que desde hace aproximadamente 2 años las calles se mantienen como “boca de lobo”, lo que facilita que los delincuentes ejecuten sus actos vandálicos, calificó de muy peligrosa la situación.

Dijo Bravo que la problemática ha obligado a los vecinos a permanecer en sus casas desde que cae el sol, para evitar ser víctimas de la delincuencia.

Cabe destacar que otros vecinos manifestaron que las áreas verdes se encuentran abandonadas. Hay demasiado monte y los desechos no permiten que tanto adultos, jóvenes y niños disfruten de los espacios libres.

ZULEIKA ROSALES | elsiglo
fotos | JUAN BENÍTEZ

Loading...