Joven estranguló a su abuela para robarle sus objetos de valor

Loading...

Vecinos del conjunto residencial Mariño, ubicado en pleno centro de la ciudad de Turmero del municipio Santiago Mariño, se vieron muy afligidos, conmovidos y entristecidos ante el vil asesinato cometido contra una profesional del Derecho, identificada como Damarys Briceño Gómez, de 55 años de edad, quien tenía pocos meses residenciada en ese sector.

Momento cuando los funcionarios bajaban el cadáver hasta la furgoneta del Cicpc

De acuerdo a la versión de la comunidad, el crimen se escenificó aproximadamente a las 10:00 de la mañana de ayer, cuando escucharon gritos aterradores de la víctima pidiendo auxilio.

Los expertos en laboratorio iniciaron las averiguaciones de rigor

Y como principal indiciado acusaron directamente al nieto que responde al nombre de Enmanuel, de 22 años de edad, su concubina y un delincuente aún por identificar, quienes quedaron detenidos gracias a la ayuda de los habitantes del edificio de la torre A.

Vecinos se vieron muy conmovidos ante los hechos

Al parecer, el maleante, quien formaba parte de una banda de hampones vinculada en el robo de baterías y neumáticos de los carros estacionados en el sótano del edificio, había planificado la muerte de su abuelita.

Apartamento donde se cometió el horrendo crimen

Según la sospecha, el hombre ingresó al apartamento A-84 del piso 8 de la torre A, con la intención de ejecutar el macabro acto y posteriormente el cadáver sería sacado por la puerta principal en una maleta para después arrojarlo en un sitio aparentando una historia irreal.

Damarys Briceño Gómez, muerta

Con su idea maquiavélica abrió la puerta del departamento, pasó a la sala y allí entabló una conversación con la profesional del Derecho. Minutos después se habría originado una discusión.

En medio de la violencia, ya que el sospechoso es una persona muy violenta y agresiva, acorraló a la ciudadana, quien le toleraba todos los insultos y maltratos físicos e incluso le mantenía a la mujer, y la llevó hasta el baño principal, donde la amordazó con una cinta plástica.

Sacando fuerzas de “machote”, el delincuente procedió a estrangularla y es en ese momento cuando ella gritaba desesperadamente pidiendo ayuda para que la rescataran del nieto endemoniado, no obstante los moradores no pudieron hacer nada por cuanto el individuo pasó el seguro a la puerta.

La dama, quien se había ganado el aprecio y admiración de los habitantes del edificio, vistiendo una bata casera, quedó tendida dentro del baño, e inmediatamente salieron del apartamento el homicida y poco después su pareja, quienes pretendían huir de la justicia.

Sin embargo, la gente se activó en un dispositivo especial, logrando apresar a Enmanuel, a quien le cayeron a golpes, mientras que la muchacha fue arrinconada en el área del depósito de la basura.

Y otro grupo de vecinos daba aviso de la tragedia a los funcionarios de la Policía de Aragua y del Cicpc. Los indiciados en el crimen fueron entregados al cuerpo detectivesco.

Se informó además que en las afueras del edificio aguardaban otros individuos que forman parte de la banda y los transeúntes observaron un vehículo “sospechoso”.

También se indicó que en las declaraciones de rigor, el delincuente habría confesado su participación manifestando que “mataría a su abuela, luego el cadáver sería sacado en una maleta y después regresaría al apartamento con la intención de robarle todas las cosas de valor de la abogada.

El cadáver de la profesional universitaria fue trasladado hasta la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley, y los indiciados serán presentados en el transcurso de las próximas horas ante un tribunal del Circuito Judicial del estado Aragua.

Vale indicar además que ante las agresiones verbales y atropellos, la señora optó por botarlo de la casa, pero incurrió en un error garrafal de no quitarle las llaves.
Una señora, considerada como especie de buena samaritana, quien vio al individuo como una persona honesta, le ofreció alojamiento en el piso 12 del conjunto residencial, pero el joven irrespetó las normas de convivencia.

Al verse en la calle, la persona, con su “carita bien lavada”, regresó al apartamento cometiendo un vil asesinato repudiado por toda la comunidad del conjunto residencial Mariño, en pleno centro de Turmero.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...