Polémica por la nueva aplicación de mensajería para niños de Facebook

Loading...

Facebook ahora tiene una aplicación de mensajería para niños, su primer producto dirigido a los más pequeños, que coloca a la red social en el centro del debate sobre cómo y cuándo los niños deben comenzar su vida online.

La app, llamada Messenger Kids, permite a los usuarios menores de 13 años enviar mensajes de texto, videos y fotos; pueden dibujar en las imágenes que envían y agregar etiquetas. La aplicación permite a la compañía entrar en nuevo mercado donde los usuarios no pueden usar la red social principal de la empresa por la edad. A diferencia de su red social completa, la recopilación de datos será limitada, señala Facebook, y los niños necesitarán el permiso de sus padres para utilizarla.

Messenger Kids fue diseñado después de consultar con cientos de padres y defensores de niños, como el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados, según informa la red social. La compañía tomó muchas señales de estas conversaciones, dice Antigone Davis, directora de seguridad global de Facebook. Se requiere el permiso de los padres para inscribirse en la aplicación. Si dos niños quieren hacerse amigos, cada uno tendrá que obtener la aprobación de los padres para contactarse. “Es como establecer una cita de juego”, comenta Davis.

El movimiento de Facebook es el último de un gigante de la tecnología que muestra cómo las empresas están lidiando con la Ley de Protección de la Privacidad en Línea de los Niños (COPPA por sus siglas en inglés). La legislación exige que las empresas que se dirigen a menores de 13 años tomen medidas adicionales para salvaguardar la privacidad y la seguridad, especialmente en lo que respecta a la publicidad, ya que los niños pueden no entender qué es y qué no es un anuncio. Durante años, las principales empresas de tecnología como Facebook cumplieron con COPPA al no permitir que los menores de 13 años tuvieran cuentas. Pero con la tecnología cada vez más profunda en el hogar y con muchas empresas en busca de un mayor crecimiento, los niños se han convertido en un mercado más atractivo.

“Es un mercado muy lucrativo: las empresas quieren capturar a estas personas, a estos niños, para que puedan conservarlos a lo largo de sus vidas”, comenta Kathryn Montgomery, profesora de comunicaciones en American University y una de las principales defensoras que ayudó a aprobar COPPA.

Varias firmas tecnológicas importantes han lanzado recientemente productos que permiten a los niños más pequeños usar sus servicios dentro de los límites de la ley de privacidad de los niños, y en el proceso llegan a más de los 48,8 millones de niños menores de 13 años del país. Google introdujo en marzo “Family Link”, que permite a los padres configurar cuentas de Google aptas para niños. Amazon también ha agregado “habilidades” centradas en los niños a sus parlantes inteligentes Echo, que requieren el permiso de un padre para activarse.

Davis dijo que Facebook habló con la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) para asegurarse de que la aplicación cumplía con COPPA. La FTC no respondió a una solicitud de comentarios al respecto.

Los analistas dicen que las aplicaciones de mensajería dan a Facebook la oportunidad de aprovechar a una generación más joven que ha estado perdiendo; a principios de este año, la compañía compró tbh, una popular aplicación de mensajería para adolescentes. Cuando Facebook preguntó a los padres sobre el lanzamiento de una aplicación para niños, muchos dijeron a la compañía que no querían una red social completa, pero que tenían más interés en una herramienta de comunicación.

Facebook dijo que Messenger Kids no tendrá publicidad. Tampoco utilizará datos de Messenger Kids para anuncios de Facebook (los padres no deberían, por ejemplo, ver un anuncio de un juguete en Facebook porque su hijo lo mencionó en Messenger Kids). La firma dijo que no se proporcionarán datos de Messenger Kids a la red social principal, ni su información será automáticamente procesada.

La nueva aplicación no crea una cuenta para niños; se les pide a los padres que proporcionen solo el nombre de su hijo. Los padres deben usar su dirección de correo electrónico y contraseña de Facebook para activar la cuenta de sus hijos, pero eso no registra a los padres en el dispositivo de sus hijos. Según la política de privacidad de la aplicación, Facebook también recopila información sobre el contenido de los mensajes. También se reserva el derecho de compartir información con otras empresas según sea necesario, como proveedores de servicio al cliente o empresas que pueden ayudarlo a analizar cómo se usa la aplicación.

Esas compañías, a su vez, deben tener sus propias políticas de privacidad para proteger a los niños, según la política de privacidad de la aplicación.

Davis señala que, si un padre decide eliminar la cuenta de su hija, Facebook también eliminará los datos de sus propios servidores.

Sin embargo, el enfoque de Facebook en los niños pequeños generó algunas alarmas. “Apreciamos que, por ahora, el producto no tenga anuncios y parezca diseñado para que los padres tengan el control. Pero ¿por qué los padres simplemente confían en que Facebook está actuando en beneficio de los niños?”, se pregunta Jim Steyer, director ejecutivo de Common Sense Media, en un comunicado. Un estudio reciente del Family Online Safety Institute descubrió que los padres son más escépticos sobre los beneficios de las redes sociales para sus hijos que sobre los teléfonos inteligentes.

Facebook ha tenido cuidado con cumplir con la ley, según Montgomery. Pero, también advierte, muchos productos que comienzan como no comerciales pueden cambiar con el tiempo.

“Surgirán nuevos aspectos del producto”, dice en su papel de consultora del Centro para la Democracia Digital. “Creo que estamos en un momento interesante, y hay muchos movimientos en ese mercado”, remarca.

La aplicación se inicia primero en la tienda de aplicaciones de Apple. Facebook planea lanzar versiones de Android y Amazon el próximo año. La compañía no tiene planes de lanzar una plataforma similar solo para niños para su otra red social principal, Instagram.

El enfoque de Facebook puede alentar a las empresas a crear servicios más seguros, más limitados y que cumplan con los requisitos legales para los niños, según Larry Magid, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro ConnectSafely.org, una de las muchas organizaciones en las que Facebook informó sobre el producto antes de su lanzamiento (el grupo recibe fondos de Facebook, así como de Google, Kik y otras compañías que tienen productos de mensajería).

“La realidad es que los niños van a utilizar aplicaciones si tienen menos de 13 años”, dijo. “La pregunta es ¿simplemente los prohibimos y peleamos una batalla perdida?”, finaliza.

Fuente: Infobae

Loading...