Ultimaron a disparos a tres hombres en Aragua

CANAIMA

Por razones que estarían vinculadas con presuntos ajustes de cuentas entre bandas rivales, venganza o confusión, delincuentes que en los actuales momentos están siendo investigados por funcionarios del Eje de Homicidios, ultimaron a tres hombres en las últimas horas.

con-7-disparos-hallaron-cadaver-de-joven-en-la-arc-3
                                                                 Imagen: referencial

En el sector Virgen de Fátima, en la población de San Francisco de Asís del municipio Ezequiel Zamora, dieron muerte a Raúl Julián Pérez Rodríguez, de 22 años de edad.

Se comentó que el homicidio ocurrió durante la noche del martes en la citada comunidad, cuando se presentaron varios desconocidos y sin mediar palabra alguna abrieron fuego contra la humanidad de la persona, quien cayó prácticamente muerto en el sitio.

Funcionarios del Cicpc le apreciaron múltiples disparos, y los testigos mencionaron a varios sospechosos, cuyos apodos no fueron revelados a los periodistas para no perjudicar las averiguaciones de rigor. El caso podría quedar resuelto en el transcurso de las próximas horas.
Mientras que en el barrio Aguacatal, en la zona sur de Maracay del municipio Girardot, hampones acabaron con la vida de Alexander José Sánchez Sosa, de 32 años de edad.
El crimen se escenificó este martes en la noche, y al sitio acudieron funcionarios de la Base de Homicidios de Maracay, quienes le apreciaron al cadáver múltiples disparos. Del caso se maneja poca información.
Y en el barrio 19 de Abril en la Intercomunal Turmero-Maracay del municipio Mariño, bandas criminales ejecutaron a plomo limpio a Erick Vargas Goldin, a quien le apreciaron heridas múltiples.
El hecho de sangre se registró en la noche del martes. Una comisión del Cicpc investiga a unos tres delincuentes que presuntamente forman parte de una banda de criminales que viene actuando en esa barriada de Mariño.
Vale indicar que los cuerpos de las víctimas fueron trasladados a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley, y en las primeras horas de la mañana no habían acudido a ese recinto los dolientes a retirar los cadáveres para su cristiana sepultura.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo