Usuarios inconformes con tarifas impuestas por los transportistas

Los usuarios del transporte público expresaron ayer que no están conformes con el incremento del pasaje anunciado por el gremio de los transportistas de la región.

imagen referencial
imagen referencial

Cabe recordar que durante el fin de semana, Elpino Mora, presidente del Frente Unido de Transporte del estado Aragua, informó que las tarifas pasaron de Bs. 500 a 700, y de Bs. 800 a 1.000, sin que en dicho ajuste se haya involucrado la alcaldía y demás entes reguladores.

Iraima Duarte se mostró molesta pues ‘‘todos los días aumentan los productos y el pasaje no se queda atrás. Hoy vi que los autobuses de Francisco de Miranda están muy pasados porque están cobrando más de la cuenta. De verdad que no se puede”.

Por su parte, Hugo Estrada, comentó que los profesionales del volante deberían ser más ”sensatos con los pasajeros”. ”Los colectores y chóferes deberían tener conciencia y ser más reflexivos con los pasajeros, yo no sé qué está pasando. Uno siempre tiene problemas con los conductores. A veces no quieren aceptar el medio pasaje, y bueno, con este aumento creo que vamos para peor porque no hay una estabilidad”, dijo.

De igual forma, Mario Ramírez, detalló que ”éste nuevo valor del costo del pasaje no está todavía aprobado, por lo que no hay que cancelar los montos que piden los colectores o conductores de las camionetas. Hay que respetar, hay que ser razonables. Yo no digo que no voy a pagar 700 bolívares, pero considero que debo hacerlo cuando el costo sea legal”.

Al respecto, Héctor Navelo, indicó que las condiciones actuales del país son una catástrofe. ”Este aumento del pasaje en los trasportes públicos es decepcionante. Yo cancelo medio pasaje y los chóferes o sus ayudantes me regañan. Muchas veces me han bajado de las camionetas. Esto es un desastre, Venezuela lamentablemente es una calamidad”, narró.

En torno a la situación, Rosa Duarte especificó que los usuarios están tomando acciones para defender sus derechos; “actualmente hay un comité que realizó una demanda en el Palacio de Justicia porque las camionetas quieren cobrar un monto que aún no está establecido, porque en una reunión que se realizó con el alcalde de Girardot se estableció que el pasaje sería a 200 bolívares hasta diciembre y cuando metimos la demanda, el juez efectuó el fallo hacia nosotros, es decir, decidió a nuestro favor, a favor de los usuarios”, detalló.

Gladis Muñoz explicó que ”todo es un caos, el pasaje aumentó y aunque eso no está aprobado, los venezolanos nos vemos afectados siempre. Todos los días están cobrando lo que quieren, esto es un infierno”.

Por su parte, Roberto Ravelo, defendió la posición de los transportistas, indicando que la problemática actual que enfrenta la nación no sólo afecta a los usuarios sino también golpea la estabilidad y tranquilidad de los trabajadores del volante.

”Yo me beneficio con la utilización de las unidades, y aunque sea usuario, de igual modo me pongo en los zapatos de los conductores y estoy de acuerdo con este aumento porque ellos tienen que comprar cauchos, tienen que pagar por los repuestos que se les dañan.

Esta situación que es el día a día de los conductores de que no tienen para los repuestos debe ser a causa del Gobierno que no los apoya”, dijo Ravelo.

”Ahora, en lo que no estoy de acuerdo con ellos es que quieran bajar a la fuerza a las personas de la tercera edad o a los estudiantes porque pagan medio pasaje. En una ocasión me sacaron de una camioneta porque no tenía el dinero completo. Yo sí estaba cancelando lo que es, pero como ellos siempre quieren cobrar más de lo que realmente es lo establecido, entonces se ponen bravos”, concluyó Ravelo.

 

 

MAILETH MÀRQUEZ SANDIA (Pasante)
Fotos: MAIKELL HERRERA