Eduardo Rodríguez retará el poder de Yanquis

La lucha en 2017 por la División Este de la Liga Americana entre Yanquis de Nueva York y Medias Rojas de Boston es una cuestión de honor. Eduardo Rodríguez abrirá este viernes por los patirrojos en casa de los Bombarderos en el inicio de una serie importante para ambas organizaciones.

eduardo-rodriguez

Los Yanquis tienen una nómina de 223 millones de dólares, mientras que los Medias Rojas han invertido 220 millones. Ambas organizaciones están apostando a estar en la postemporada en la presente campaña de las Grandes Ligas. Boston está en el tope de la división producto de su promedio colectivo de .263, el quinto mejor en todo el Circo Máximo, y en una efectividad colectiva de sus abridores de 4.03, la sexta mejor posicionada en las mayores. Nueva York tiene el segundo mejor slugging (.441) del joven circuito gracias a sus “Baby Bombers” Aaron Judge y Gary Sánchez, que suman entre los dos 53 batazos de vuelta completa en 2017.

Rodríguez tendrá la difícil tarea de contener una ofensiva neoyorquina que en el Yankee Stadium ha conectado 93 cuadrangulares y tiene promedio de .263. El venezolano tiene registro de 2-1 con efectividad de 1.80 en tres aperturas frente al acérrimo rival de los Medias Rojas.

Carrasco a mejorar. El lanzador Carlos Carrasco, de Indios de Cleveland, se enfrentará a los Rays de Tampa Bay. El derecho no gana desde el pasado 7 de julio, cuando permitió tan solo un par de carreras limpias en siete entradas de labor ante los Tigres de Detroit. Sin embargo, el venezolano ha lanzado un par de salidas de calidad a pesar de que la victoria no ha llegado.

Carrasco, en sus dos últimas salidas, ha permitido 10 carreras limpias en 7.1 innings de actuación. La tribu se mantiene sólida en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana.

Sánchez frente a otro reto. Aníbal Sánchez, de los Tigres de Detroit, se medirá en casa con los Mellizos de Minnesota en lo que significará otro reto para el venezolano. El serpentinero de 33 años de edad comenzó la zafra como relevista al no quedarse con el quinto puesto de la rotación en el spring training. Aceptó ir a triple A y ahora en el equipo grande tiene récord de 3-2 con 5.59 de EFE como abridor en 2017.

Fuente: Meridiano