Arrolló dos veces a un niño y salió corriendo a esconderse

CANAIMA

Alexánder Andrés Sánchez Navarro, de cuatro años, le soltó la mano a su tía y corrió para cruzar solo la calle. El conductor de un camión no tuvo tiempo de frenar y lo arrolló dos veces.

PIES-BEBE

El niño murió, el pasado martes a las 5.00 de la tarde, sobre la carretera del barrio Ciudad de Dios, parroquia Manuel Dagnino de Maracaibo. La tía se comunicó con los padres y les informó sobre el deceso, declaró Joselyn Navarro, madre del pequeño, frente a la morgue forense, mientras sostenía la ropa que le colocaría a su único hijo para el entierro.

Con tristeza, la progenitora las últimas horas con su bebé. Agregó que solo llevaba cuatro días en la ciudad. Había llegado de Colombia. “Yo trabajo allá cuidando a una señora de edad, este sábado llegué”. A las 2.00 de la tarde lo llevó a la “escuelita”, en casa de una tía. Luego no pudo ir por él. “Mandé a su otra tía para que lo buscara”.

Deibiliana Bohórquez tuvo el trabajo de dar la trágica noticia a la familia. “Ella nos dijo que el camión iba muy rápido”, las ruedas delanteras aplastaron a la víctima. Los testigos gritaron para alertar al conductor “porque el bebé seguía vivo”, pero en un intento por retroceder, el chofer lo volvió a aplastar, “en ese momento murió”.

En medio del pánico, el camionero se bajó del camión. Vio el cuerpo del niño y corrió varias cuadras para esconderse en una vivienda, de donde lo sacó la propietaria, convenciéndolo que se entregara a las autoridades.

Se conoció que Alexánder vivía junto a sus padres en el sector La Matancera. Era el único hijo de la pareja. Los progenitores estaban comprando las cosas necesarias para que el pequeño comenzara las clases en septiembre.

fuente: diario la verdad