¡Divino! Ensalada de atún y garbanzos

Esta ensalada de atún y garbanzos es una receta bastante adecuada desde el punto de vista nutricional, ya que de una forma bastante atractiva une las legumbres y el atún, un pescado rico en omega 3.

Y a esta ventaja se une otra, y es la rapidez de preparación y que la podemos dejar echa el día anterior.

Sé que el pescado, las legumbres y las verduras no son habitualmente las favoritas de los niños, y en estos casos os aconsejo utilizar “la regla de las 10 veces”… Un niño tiene que probar hasta 10 veces un alimento para empezar a apreciar su sabor. Esto quiere decir que no os debéis rendir a la primera. Intentar que al menos lo pruebe (sin forzarlo nunca), una o dos cucharadas, y volver a intentarlo otro día, quizás preparado de otra manera… Es posible que nunca sea su comida favorita, pero al final se acostumbrará a su sabor y de mejor o peor gana se lo irá comiendo.

Yo con mi hijo utilizo un truco cuando quiero que pruebe algo nuevo: cojo una bolsa de pipas peladas, nueces o algo que le gusta y resulta además nutritivo, y por cada bocado que come de un alimento nuevo le doy una pipa o un trocito de nuez (no ofrecer frutos secos a los niños hasta los 3 años)… El resultado es que al final se da cuenta que lo que se negaba a comer no está tan malo como él pensaba, y se lo come. Porque el primer bocado siempre es el peor… es algo genético, el miedo a lo desconocido. Eso sí, tal como os hemos dicho otras veces no utilicéis la recompensa como forma habitual de que el niño coma, especialmente no le recompenséis con dulces…

Lo dicho, esta ensalada es ideal para una cena o un primer plato en la comida, y también una buena manera de aprovechar los restos de un cocido, por ejemplo…

Ingredientes:

¼ de taza de mayonesa
2 cucharadas de zumo de limón
sal y pimienta
1 bote de 400g de garbanzos, enjuagados y escurridos (también podéis aprovechar los restos de un cocido)
2 latas de atún en aceite de oliva, escurridos
1 cebolleta, cortada muy fina
2 cucharadas de perejil picado
80 g de hojas de rúcula
aceite de oliva
pan de pita

Preparación de la ensalada:

Colocar la mayonesa, el zumo de limón, la sal y la pimienta en un tazón y mezclar. Agregar los garbanzos, atún, cebolleta y el perejil y revolver para mezclarlo. Rociar la rúcula con aceite de oliva, sazonar con sal y pimienta y colocarlo en la ensalada cremosa.

Servir sobre pan de pita tostado. También podéis envolver esta ensalada en el pan de pita y servirlo como un delicioso bocadillo.

Fuente: pequerecetas.com