Apple presenta su nuevo teléfono sin bordes: iPhone X

El iPhone X se llama así rememorando la década de vida del teléfono. Se trata de un teléfono que prácticamente no tiene bordes y cuya parte frontal es todo pantalla llamada Super Retina, de 5.8 pulgadas y 2436 x 1125 pixeles de resolución.

La pantalla del iPhone X tiene soporte para HDR10 y según Apple, los mejores colores que nadie haya visto en un teléfono.

El cambio más drástico en cuanto a diseño es que se elimina el tradicional botón home de los iPhone, que los ha acompañado desde la primera versión; ahora, tanto para encender la pantalla como para realizar diferentes acciones del teléfono habrá que deslizar los dedos en diagonal o simplemente hablarle para activar Siri.

El iPhone X introduce una tecnología llamada Face ID, que dice Apple es “el futuro para desbloquear nuestros teléfonos”. Para ello, una serie de sensores en la parte superior del teléfono rastrearán el rostro del usuario y la posición de los ojos (incluso en la oscuridad), identificando si se trata de la persona correcta o no. Todo ese proceso se llevará a cabo con un procesador llamado Bionic Neural Engine, incluido en el procesador del teléfono.

Ese procesador es el A11, el chip “más poderoso diseñado para un teléfono” y hasta un 70% más rápido que la versión anterior. Además de lo anterior, está diseñado para proteger los datos del usuario y evitar que se pueda engañar al sistema con fotografías. “No hay sistemas 100% seguros”, explicó Apple en su presentación, “pero las posibilidades de engañar a Face ID son literalmente de una en un millón”.

Las cámaras son, según Apple, una de las características más importantes para la gente. En el iPhone X, las cámaras duales son de 12 megapixeles y el rango dinámico ha sido mejorado para que los colores en las fotos se vean mejor que antes. Para las fotos tipo retrato, ahora en la cámara hay un menú especial que ajusta ciertos parámetros específicos para que las caras salgan con la mayor fidelidad posible.

Ambas cámaras cuentan además con estabilización óptica y permiten capturar video a 4K y 60 cuadros por segundo y cámara lenta a 1080p de resolución (1920 x 1080 pixeles) y 240 cuadros por segundo.

La nueva generación de iPhone (X y 8) llega con carga inalámbrica basada en el estándar de Qi. Apple anunció que está asociándose con diferentes marcas de cargadores Qi para venderlos tanto en las tiendas de Apple como en las propias de los fabricantes.

El iPhone X saldrá a la venta el 3 de noviembre, en dos configuraciones (64 y 256 GB de almacenamiento) y su precio comenzará en USD $999.

 

 

fuente: fayer wayer