Peña Nieto llega a Chiapas y se eleva a 96 cifra de muertos por el terremoto

CANAIMA

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, visitó este lunes el estado de Chiapas, donde conversó con los afectados por el sismo de magnitud 8,2 que golpeó el sur y centro del país, y aumentó la cifra de muertos a 96.

El mandatario llegó en la tarde al municipio de Tonalá, donde se han reportado tres fallecidos en el terremoto, para realizar un recorrido por la comunidad pesquera de El Paredón, una de las más cercanas al lugar del epicentro del terremoto registrado la noche del jueves.

Allí se interesó por las historias de los afectados, se hizo fotos con la gente del pueblo que se lo solicitó y escuchó sus reclamos.

“Vamos a reconstruir todo lo que se cayó, se va reconstruir. El Gobierno está desplegado en Chiapas y Oaxaca, quédate con la tranquilidad”, dijo Peña Nieto al consolar a una mujer cuya casa quedó derrumbada por el potente movimiento telúrico.

Otro habitante le espetó si no se puede realizar “un estudio del suelo en profundidad”, para evitar males similares en el futuro, a lo que el presidente contestó que, según lo informado por uno de los técnicos que le acompañaba, la “tierra arenosa” sobre la que se asienta la comunidad causó un “efecto aspirador” por el sismo, generando los derrumbes de las casas.

Peña Nieto elevó el número de fallecidos en Chiapas de 15 a 16, mientras que en Oaxaca y Tabasco mantuvo la cifra de 76 y 4 víctimas mortales, respectivamente.

En los 122 municipios de Chiapas, “por lo menos en 82” se registran daños: “No hay afectaciones concentradas en un solo municipio, sino muy dispersas, (lo que) hace más difícil cuantificar” las afectaciones, aseveró.

Por ello, los miembros del Gabinete presidencial se han desplazado a Oaxaca y Chiapas para repasar el estado de las poblaciones y elaborar un censo con el que se pueda conocer de qué magnitud fueron los daños.

Una vez finalizada esta tarea, se podrá emprender la labor de reconstrucción, aunque antes de eso la prioridad es proporcionar servicios básicos de alimentación y agua, así como atención médica.

El secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, afirmó a Efe que el censo que se encuentran elaborando en los estados sureños “esta semana tiene que quedar listo”.

Pacchiano, quien está a cargo de los municipios oaxaqueños de Magdalena Tlacotepec, Jalapa del Marqués, Huamelula y San Dionisio del Mar, todos en la región del Istmo de Tehuantepec, remarcó que el Gobierno vigilará que no haya “ningún abuso” con el tema de las ayudas.

Con el fin de que estas no se empleen con fines electorales, “todas las personas que estarán levantando este censo tienen prohibido solicitar credenciales de elector”, agregó.

Peña Nieto animó en su visita a las empresas constructoras que se hayan encargado de algún proyecto en el país que “muestren su solidaridad” y ayuden en las tareas de reconstrucción.

Varias empresas e instituciones financieras han anunciado ayudas para los damnificados, entre la filial mexicana de la empresa española Iberdrola, que informó hoy que donará seis millones de pesos (339.464 dólares) a la población afectada en Oaxaca.

La empresa aseguró que ya ha iniciado el reparto de productos básicos en el municipio de Juchitán, el más afectado por el sismo y en el que hasta el momento se han reportado 37 muertos, y está analizando con las autoridades extender estas ayudas en los próximos días.

 

 

Fuente: EFE