Encuentran a niño torturado en Maracaibo, MP investiga

La información de un niño amarrado de manos y con quemaduras en la espalda provocadas por una bomba lacrimógena corrió por las redes sociales desde la mañana de este jueves.

nino-quemado

En un video podía observarse al menor con las manos atadas tras su espalda mientras un grupo de personas lo desataba y le ayudaba a desprenderse del artefacto que le habían amarrado al cuerpo.

El hecho ocurrió en el sector El Sambilito de la ciudad de Maracaibo.

Los datos fueron verificados y el niño, de apellido González, tras haber sido auxiliado por una mujer y otros hombres, fue trasladado a un centro clínico de la ciudad para su atención médica.

Se desconocen detalles sobre la agresión pero según el relato de la víctima, funcionarios lo habrían agarrado y sometido cuando pasaba por una calle. Posterior a los ataques fue abandonado y ayudado por desconocidos.

El pequeño presentó quemadas en la espalda después de ser desatado.

MP investigará el caso

El Ministerio Público comisionó a la fiscal 35ª del estado Zulia, Nadia Pereira, para investigar las circunstancias en las que resultó herido un niño de 11 años de edad, luego que se registró una situación irregular en el sector Sambilito de Maracaibo el pasado miércoles 17 de mayo.

Al respecto, la fiscal coordina las diligencias de investigación que adelantan funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística en aras de identificar a los responsables.

Entre las diligencias a practicar están el reconocimiento médico legal, así como entrevistas a testigos.

De acuerdo con la información preliminar, aproximadamente a las 9:00 pm del citado día, el niño se encontraba en las inmediaciones de una panadería de la referida zona donde se originó una situación irregular.

Posteriormente, fue sometido por varias personas quienes lo amarraron, golpearon y luego lo quemaron en la espalda con un artefacto. Por tal motivo, la víctima fue trasladada a un centro de salud, donde se recupera.

 

Fuente: la verdad/mp.gob.ve