5 exámenes médicos que debes hacerte anualmente

Más vale prevenir que lamentar. Para detectar a tiempo cualquier problema, y así conservar la salud, todas las mujeres deberíamos hacernos estos 5 exámenes médicos cada año. ¡Toma nota!examenes-medicos

Mamografía

Ésta se divide en dos: la prueba táctil, que usualmente hace tu internista o ginecólogo, y el ultrasonido. Estos exámenes médicos detectan anormalidades en el busto, tales como quistes o pequeñas masas que no deberían estar allí. Mediante esta técnica se puede diagnosticar un cáncer de mama que, tratado a tiempo, es curable.

Citología

Este es uno de los exámenes médicos más importantes que puedes programar anualmente. Por medio de la citología se pueden descubrir enfermedades como el virus del papiloma humano (VPH), cáncer uterino, enfermedades venéreas o virales. ¿Desde cuándo hacértela? Al comenzar tu vida sexual.

Eco abdominal

Se trata de una de las mejores herramientas para analizar ovarios, hígado, vejiga, riñones, páncreas y hasta ganglios linfáticos. Los ecos abdominales permiten diagnosticar masas en cualquiera de estos órganos; también ovarios poliquísticos, miomas e incluso realizar drenajes de abscesos o tomas de biopsias.

Hoy en día, estos ultrasonidos han alcanzado un máximo nivel de detalle, y casi todos brindan imágenes de alta calidad con baja emisión de radiación.

Densitometría

La descalcificación de los huesos se presenta con mayor frecuencia en mujeres que han cumplido los 50 años y han llegado a la a la época de la menopausia.

Para evitar complicaciones graves causadas por fracturas, es necesario realizar una densitometría o densidad ósea para medir la concentración de calcio y estado óseo del esqueleto.

Control o descarte de diabetes

La diabetes es la acumulación excesiva de azúcar en sangre. Para detectar su aparición es recomendable realizarse anualmente un examen de sangre luego de los 25 años.

Y si tienes antecedentes de familiares, debes mantener un control y monitoreo constante para detener a tiempo esta enfermedad degenerativa.

Fuente: EME de Mujer

Compartir