Windows 10 vueve a meter en apuros a Microsoft

Wall Street

Una vez instalado el  Windows 10  algunas personas comunicaron problemas con la impresión, la conexión a wifi y los altavoces de su computadora.

Windows 10  vueve a meter en apuros a Microsoft

Primero fueron las quejas de quienes acusaban a la empresa tecnológica de usar un “truco sucio” que obligaba a instalar el nuevo sistema operativo.

Microsoft dio marcha atrás y decidió facilitar a sus usuarios la posibilidad de no seguir adelante con la instalación.

Pero luego llegaron más problemas.

La firma que fundó Bill Gates tuvo que compensar con US$10.000 en junio de este año a una mujer en EE.UU. cuya computadora quedó inservible por causa de Windows 10.

Según el diario Seattle Times, la máquina quedó funcionando “a paso de tortuga” desde que se instaló el software de Microsoft automáticamente.

Y, el mes pasado, millones de cámaras web quedaron inutilizables tras la instalación de Windows 10 en diferentes dispositivos.

El fallo afectó a cámaras que se utilizan para hablar por Skype y por el servicio de mensajería Lync, ambos pertenecientes a Microsoft.

Un ingeniero de la compañía respondió a las quejas diciendo que Microsoft no había informado adecuadamente a sus usuarios sobre el cambio de software y que la empresa estaba trabajando para solucionar el problema.

Sin embargo, Microsoft no hizo comentarios al respecto.

Usuarios “molestos”

Ahora las quejas vienen por parte de la organización de derechos del consumidor Which?, con sed en Reino Unido.

El organismo dice que recibió cientos de quejas sobre la actualización.

Mucha gente está teniendo problemas con Windows 10, y creemos que Microsoft debería hacer más por solucionarlo.

window-10-microsoft-2

“Una vez instalado algunas personas comunicaron problemas con la impresión, la conexión a wifi y los altavoces de su computadora”, dijo Which?

La asociación de consumidores también informó de usuarios que se quejaban de “archivos perdidos y cuentas de correo electrónico que ya no se sincronizaban“.

En algunos casos, asegura el grupo, los usuarios tuvieron que pagar para que su computadora fuera reparada.

Según el organismo, los usuarios afectados decían sentirse “molestos” por las múltiples alertas para actualizar el sistema, que Microsoft había actualizado sin su autorización en algunos casos.

Which? entrevistó a más de 5.500 de sus miembros en junio y concluyó que el 12% de los 2.500 de quienes habían instalado el último software de Microsoft decidió desinstalarlo y reemplazarlo por la versión anterior.

Fuente: BBCMundo