Frank Díaz se uniformó con el Magallanes

Fabocca

El jardinero Frank Díaz fue la adición más importante de este martes a los entrenamientos de los Navegantes del Magallanes. El lanzador Víctor Véliz también se sumó a las prácticas de los eléctricos en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia.

frank-diaz

“Siempre es importante y me gusta reportarme al equipo desde bien temprano para trabajar fuerte y conocer cuál será mi rol. Magallanes es un club con muchos buenos peloteros por lo que tengo que hacer un buen trabajo para tratar de estar ahí (en el line up diario), dijo el carabobeño en relación a su llegada al parque en apenas el segundo día de prácticas para los jugadores de de posición.

magallanes

La ofensiva ha sido a lo largo de la carrera de Díaz su carta de presentación. La temporada pasada no fue la excepción y bateó para 346 de average con par de jonrones y 21 impulsadas en 31 encuentros, su buen ritmo lo trasladó a la Liga Mexicana donde de manera combinada con los Pericos de Puebla y Guerreros de Oaxaca ligó para 326 de promedio, 13 cuadrangulares, además de remolcar 75 rayitas en 109 compromisos.

“Siempre he trabajado fuerte con el bateo porque eso es lo más importante en la carrera de un pelotero. Gracias a Dios el año pasado me dieron la oportunidad (de jugar) y pude dar los batazos a la hora cero, eso me ayudó a jugar bastante, incluso en la final, que a pesar de los refuerzos que trajeron me mantuve en el line up”, expresó.

El pelotero próximo a cumplir los 33 años dijo que la clave en recuperar  su ritmo tras una zafra 2014-2015 en la que apenas pudo sonar para 242 de average, estuvo en el trabajo con el coach de bateo, Richard Hidalgo. “Me decía que aunque no estuviese en acción todos los días no me rindiera, que siempre trabajara para que cuando me tocara la oportunidad no me agarraran frío y afortunadamente cuando me la dieron salieron los batazos”, apuntó.

Díaz manifestó llegar a las prácticas completamente sano, libre de lesiones en las piernas, lo que le abre las puertas para alinear con frecuencia en las pradera tal como lo hizo en tierras mexicanas.

“En México jugaba diariamente en el left o en el rigth field y creo que eso me va a ayudar bastante porque tengo fuerza en las piernas, a parte de la rutina de ejercicios que hacemos con el equipo” señaló.

El toletero pudiera completar este año cifras redondas en la pelota criolla. Necesita 41 imparables para llegar a los 700 y está a ocho vuelacerca de arribar a los 70 y unir su nombre a los de Robert Pérez, Oscar Salazar, Leonardo Hernández, Eliézer Alfonzo, José Castillo, Antonio Armas y Alex Cabrera en reunir ambos guarismos.

ADONIBAL CARRASCO| elsiglo

Fotos: JAVIER TROCÓNIZ