Miguel Cabrera llegó a 2.500 hits en la gran carpa

Fabocca

El toletero venezolano Miguel Cabrera lució nuevamente con el bate y alcanzó la marca de los 2.500 imparables como profesional y brilló una vez más en la jornada de las Grandes Ligas al ser también el mejor latinoamericano.

miguel-cabrera
El cubano Kendry Morales no quiso quedarse atrás y también pegó indiscutible y consiguió los 1.000 en su carrera, y el dominicano Hanley Ramírez sacó dos veces la pelota del campo.

Mientras que su compatriota y compañero David Ortiz tuvo antes del partido de béisbol, homenaje por parte de los Patriots de Nueva Inglaterra.

Cabrera conectó imparable, que le permitió llegar a los 2.500 en toda su carrera profesional y los celebró con el triunfo de su equipo de los Tigres de Detroit por 9-5 ante los Indios de Cleveland.

El cerrador venezolano Francisco Rodríguez (43) lanzó una entrada y un tercio, ponchó a uno y se apuntó el rescate.

Mientras que Cabrera pegó 1 de 2 con dos remolcadas y llegó a los 2.500 imparables de por vida.

Cabrera se mantiene en el lugar número 100 en la lista de todos los tiempos en ese apartado.

El venezolano queda a sólo 13 de igualar a Jimmy Ryan, que ocupa el lugar 99 de la lista de todos los tiempos con 2.513 indiscutibles.

Por los Indios el primera base dominicano Carlos Santana (32) conectó en el sexto episodio superando al relevo Alex Wilson.

Santana (32) la sacó sin corredores ni outs en el episodio.

Morales conectó cuadrangular y llegó a 1.000 imparables en su carrera, y los Reales de Kansas City derrotaron 10-3 a los Medias Blancas de Chicago.

Morales (28) pegó de cuatro esquinas en el sexto con un corredor por delante.

El cubano castigó al relevo Chris Beck cuando el serpentinero había sacado dos outs en el episodio.

Por su parte, Ramírez conectó par de jonrones y los Medias Rojas de Boston vencieron 5-4 a los Yanquis de Nueva York.

Ramírez (28) hizo explotar el tolete en el quinto episodio con dos corredores por delante contra el abridor estelar C.C. Sabathia, con dos outs y en el séptimo para volver a botar la pelota contra el relevo Tyler Clippard, un bambinazo solitario, con un out.

Los venezolanos Odubel Herrera y Freddy Galvis pegaron sendos jonrones para los Filis de Filadelfia, que perdieron 4-5 contra los Marlins de Miami.

Herrera (14) castigó en el tercer episodio, solo, contra el abridor Andrew Cashner, sin outs.

Galvis (20) también hizo sonar el bate, solitario, en el sexto al cazar la serpentina del relevo Dustin McGowan, con un out.

El abridor cubano Ariel Miranda lanzó siete entradas y los Marineros de Seattle vencieron 7-3 a los Astros de Houston.

Miranda (5-1) lanzó siete entradas, permitió tres imparables, dos cuadrangulares y dos carreras para acreditarse la victoria.

Por los Astros el parador en corto puertorriqueño Carlos Correa (20) hizo sonar el tolete en el séptimo, solo, contra Miranda.

El paracorto cubano Aledmys Díaz pegó jonrón y los Cardenales de San Luis vencieron 3-0 a los Gigantes de San Francisco.

Díaz (16) conectó en el tercero con un corredor al superar la serpentina del abridor venezolano Albert Suárez, con dos outs.

El abridor dominicano Wily Peralta superó en el montículo al líder de las mayores en efectividad, Kyle Hendricks, y los Cerveceros de Milwaukee derrotaron 3-1 a los Cachorros de Chicago.

Peralta (7-10) lanzó seis episodios, aceptó nueve imparables, una carrera, dio una base y ponchó a cinco,

El dominicano realizó 93 lanzamientos, 56 perfectos, contra 28 enemigos, y puso en 5.21 su promedio de efectividad.

El abridor dominicano Gabriel Ynoa ponchó a ocho en más de cuatro episodios en su primera apertura y ayudó a los Mets de Nueva York a acreditarse el triunfo por 3-2 sobre los Mellizos de Minnesota.

Ynoa salió sin decisión en cuatro entradas y dos tercios, pero los Mets completaron “barrida” en la serie de tres juegos.

Por los Mellizos el primera base boricua Kennys Vargas (8) pegó jonrón en el octavo, solo, contra el relevo mexicano Fernando Salas.

El guardabosques puertorriqueño Enrique Hernández pegó jonrón para los Dodgers de Los Ángeles, que en 12 episodios perdieron 9-10 contra los Diamondbacks de Arizona.

Hernández (7) la sacó en el quinto episodio, solitario, con dos outs en la entrada.

Ortiz, antes de llegar por la noche al duelo ante los Yanquis, fue una de las celebridades invitadas por los Patriots al partido partido inaugural del equipo como local ante los Dolphins de Miami de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Los Patriots mostraron algunos de los momentos más importantes en la carrera de “Big Papi” con los Medias Rojas, incluido el emotivo discurso tras los ataques en el Maratón de Boston.

Vestido con el jersey de los Patriots y el número 12 del mariscal estelar Tom Brady, Ortiz salió al campo de juego por el túnel, como un jugador más, y ahí el dueño del equipo de Nueva Inglaterra, Bob Kraft, le obsequió un jersey con el número 34 y el ‘Big Papi’ en la espalda, además de un casco del equipo.

Ortiz lanzó el volado como capitán honorario y se tomó selfies con varios jugadores e los Patriots, que al final también ganaron el partido por 31-24 en lo que fue una jornada completa y triunfal para los equipos profesionales de Boston.

Fuente: EFE