La horrible historia del joven que mató a su hermanito menor

Wall Street

El inescrupuloso joven golpeó a su hermanito con una mandarria pequeña en la cabeza, las costillas y luego intentó estrangularlo al ver que no moría.

La horrible historia del joven que mató a su hermanito menor

Este lunes a las 10.00 de la mañana sepultarán a Eddy José Parra Bermúdez, de 12 años. Su padre aún está en shock por la decisión de su hijo mayor. La Policía científica informó que Eduin José Parra Fuenmayor (18) y su cómplice no ingirieron ni alcohol ni drogas antes de cometer el crimen

A los padres de Eddy José Parra Bermúdez, de 12 años, se les veía cansados en la morgue forense. Esperaban en una esquina, la entrega del cadáver del más pequeño de sus hijos. Sufrían en silencio y ya casi sin llanto, el asesinato del estudiante y la detención de su asesino, quien resultó ser su hermano mayor, Edduin José Parra Fuenmayor (18).

Marco Antonio Bermúdez, tío materno de la víctima, contó que el muchacho y su cómplice, Jonathan Brayan Rival Beana (18), planificaron el hurto hace 15 días. Los dos se presentaron inesperadamente hace dos semanas en el apartamento. Aunque Edduin nunca visitaba a su padre.

Eddy Parra, padre de los muchachos, recordó que ese día preparó comida para los tres, compartieron un rato y luego se marcharon. Juró que desconocía que su hijo mayor andaba en malos pasos. Solía visitarlo poco.

La familia sospecha que en ese momento vieron qué podían llevarse. Se enteraron de que el niño estaba solo en las mañanas y regresaron, el pasado sábado a las 8.00 de la mañana, para llevarse una tablet, un celular, una canaima y un PlayStation 3.

Los cómplices no encontraron obstáculos para ingresar al apartamento DF. El niño no vio peligro en dejar pasar a su hermano y a su acompañante, le abrió la puerta del pasillo y los dejó entrar a su habitación. Lo sometieron, le taparon la boca con un paño, lo golpearon con una mandarria pequeña en la cabeza, las costillas e intentaron estrangularlo al ver que no moría. Seguidamente, huyeron con su botín, detalló un oficial.

El primero en regresar al edificio fue Parra. Encontró a su hijo en un charco de sangre y con ayuda de los vecinos le avisó a su madre, quien trabaja en una panadería cercana, y llevó al pequeño a la emergencia del Hospital Manuel Noriega Trigo. Los médicos certificaron su deceso y comentaron que tenía heridas en el cuello, las costillas y en el cráneo.

La búsqueda del asesino

Edduin José Parra regresó sin remordimientos a la casa que compartía con su madre, en el barrio Felipe Pirela, al oeste de Maracaibo. Allí lo capturaron los detectives de la División de Homicidio de la Policía científica unas 12 horas después.

Darwin Linares, jefe de región de la Policía científica, informó, en rueda de prensa, que en el marco de la misión A Toda Vida Venezuela, capturaron a los homicidas de Eddy José. En las experticias descubrieron, en la tarde del sábado, que los homicidas habían planificado el robo en el apartamento y que se trataba de un miembro de la familia.

“Ninguno de los agresores se encontraba bajo los efectos de drogas, estaban en pleno conocimiento de lo que hacían”, acotó Linares.

A Parra Fuenmayor y Rival Beana los detuvieron en el barrio Felipe Pirela. El hermano cargaba el celular y el otro la canaima, la tablet y el PlayStation que habían robado de la vivienda. Ya se encuentran puestos a la orden del Ministerio Público por los delitos de hurto y homicidio.

Fuente: www.laverdad.com