Cómo eliminar el acné que apareció cuando ya eres adult@

Wall Street

El acné se considera adulto cuando una mujer experimenta los brotes después de los 20 años”. Algo que les ha ocurrido a incontables mujeres!

 

acne

 

Ya pasaste los años de la adolescencia y de nuevo estás con el fastidioso acné. Las causas son variadas; pueden ser sencillamente el resultado de una limpieza inadecuada del cutis o de una dieta desequilibrada.

Ya pasaste los años de la adolescencia y de nuevo estás con el fastidioso acné. ¿Qué has hecho para merecer esto en tu vida adulta?, te preguntas cuando una mañana cualquiera te enfrentas al espejo con un brote de acné. Las causas son variadas; pueden ser sencillamente el resultado de una limpieza inadecuada del cutis o de una dieta desequilibrada.

Dicen los expertos que somos lo que comemos, así que aprovecha ese problema estético y comienza un régimen balanceado que mejore tu apariencia y tu salud. En la vida contemporánea casi todos padecemos de estrés. Este es un factor que contribuye tanto a la falta de sueño como a la descarga exagerada de las glándulas sebáceas. Las fluctuaciones hormonales y las alergias también pueden ser las responsables de los problemas en tu piel; para evitar estas últimas debes tener mucho cuidado con los productos que usas para el rostro y para el cabello. ¡Y ojo con el sol! Los rayos ultravioleta no solo pueden provocar las manchas en el cutis, sino también exacerbar el acné.

La doctora Nadine Pernodet, vicepresidenta encargada de investigación básica para las Compañías Estée Lauder, indica de manera detallada cómo cuidar la piel durante las etapas de acné y resolver las secuelas que deja -manchas, decoloración, etc.-. Pernodet precisó  que “el acné se considera adulto cuando una mujer experimenta los brotes después de los 20 años”. Algo que les ha ocurrido a incontables mujeres y a algunos hombres.

ACNÉ EN PIELES ADULTAS

Las fluctuaciones hormonales que experimentan las adolescentes causan problemas en la piel. En las mujeres que han pasado de los 20 años, los brotes pueden ser causados por factores como estados nerviosos, preocupaciones, estrés y acumulación de efectos ambientales nocivos; en contados casos es un aviso de un desarreglo hormonal conocido como el síndrome del ovario poliquístico. La limpieza inadecuada del cutis desempeña un papel importante, en particular cuando las pieles adultas son muy sensibles o se encuentran deshidratadas y resulta difícil tratarlas correctamente. En esos casos vemos brotes en las mejillas y en la parte inferior del rostro de las mujeres adultas con mayor frecuencia que en las adolescentes. Todo parece indicar que el ciclo del acné puede comenzar sin previo aviso.

El proceso

– El ciclo comienza con la acumulación de un exceso de células muertas que no se eliminan y terminan atrapadas en un poro.

– El desecho celular que bloquea el poro es el primer paso para la inflamación; las impurezas se acumulan.

– La piel produce un exceso de grasa protectora llamada sebo. La combinación de grasas y poro tupido crea un ambiente en el cual la bacteria crece a sus anchas.

– El poro aumenta de tamaño, se inflama y se produce un grano.

UN RÉGIMEN COMPLETO

La incidencia de los brotes se reduce con el paso de los años; sin embargo, esto depende de la causa que los provoca. El cuidado de la piel es esencial para evitar que aparezcan, por eso es importante evitar los tratamientos irritantes que exacerben la inflamación, porque pueden incidir en los brotes de acné.

Cuando vayas a adquirir tus productos antiacné es recomendable que tengan algunos de los siguientes ingredientes: ácido salicílico, adapaleno + peróxido de benzoílo o niacinamida, como parte principal de sus fórmulas, para que puedan combatir el acné. Te sugerimos que no contengan grasa ni alcohol, para que no contribuyan a tupir los poros ni a enrojecer la piel. No se puede resolver el problema del acné sencillamente ofreciendo productos para mejorar la calidad de la piel, aunque esto es absolutamente necesario. Un tratamiento eficaz exige combinar los tratamientos con un cambio en el estilo de vida para inhibir los factores que activan los brotes de acné.

En cuanto a la dieta, tal como la Dra. Pernodet explica: “No existe una conexión probada entre la nutrición y los brotes de acné”. Sin embargo, ella continúa: “Pero se sabe que la nutrición pobre exacerba las manchas en la adultez”. Por consiguiente te recomendamos que elimines las comidas procesadas de alto contenido graso, los refrescos, el café y los jugos azucarados, ya que no son buenos para tu piel. Bebe agua, come frutas y vegetales frescos ricos en antioxidantes, porque todo se reflejará en tu rostro. Paralelamente, disminuye el tiempo que pasas expuesta a los rayos ultravioleta. Recuerda usar un sombrero de ala ancha y protectores solares, porque las medicinas para el acné hacen la piel más sensible al sol. Además, ¡sonríe y disfruta!

Fuente: twww.vanidades.com