La Onda Nueva que inmortalizó a Aldemaro Romero

Wall Street

Aldemaro Romero fue uno de los músicos más completo,  polifacético,  innovador y de mayor talento que ha tenido Venezuela.

Aldemaro Romero

Hablar del maestro Aldemaro Romero es hacer referencia a nuestras orquestas sinfónicas, pero también es conectarnos con lo popular venezolano, música cañonera, boleros, merengue caraqueño y joropo.

Aldemaro vivió el nacimiento del jazz latino, se acercó al mambo, conoció a la perfección la tradición latinoamericana, fundó y dirigió la Orquesta Filarmónica de Caracas, dirigió la Orquesta Sinfónica de Londres, la Orquesta de Cámara Inglesa, la Orquesta Rumana de Radio y Televisión y la Real Orquesta Filarmónica; su capacidad como ejecutante, arreglista y director lo condujo a colaborar con grandes orquestas y cantantes populares del mundo. Recibió en el año 1969 el Premio de la Paz de los Intelectuales Soviéticos en el Festival de Cine de Moscú, por la musicalización de la película La Epopeya de Bolívar. Ganó el Primer Premio como Orquestador (Arreglista) y Director en el Festival de la Canción Latina de México (1974), en el Festival de Mallorca (1976), en las Olimpiadas Musicales de Grecia (1977) y el Superestrella Internacional en el Music-Expo de Miami (1975). En el año 2000 recibió el Premio Nacional de Música de Venezuela.

Pero lo que hace que lo traigamos a este espacio es uno de sus grandes inventos: La Onda Nueva, derivada del joropo e influenciada por el jazz y la bossanova brasileña. Elevó el joropo venezolano a una música de mayor universalidad, al ser tocado con armonías modernas e inflexiones de jazz. Como dicen algunos especialistas, Aldemaro en su fase de alquimista empezó a trasladar “(…) elementos del ritmo binario de algunas formas del jazz al ternario del joropo venezolano (…)” En pocas palabras, Aldemaro Romero rompió moldes y generó la nueva música nacional del siglo XX. Mirando hacia Brasil y apoyándose en el pop internacional -sin olvidar el jazz-, recompuso el sonido local. En los años 70’s, la música venezolana llevó el nombre de Onda Nueva. Entre los años 1971 a 1973, para impulsar este movimiento, creó y presentó los Festivales de la Onda Nueva, en los que se presentaron destacados músicos y solistas nacionales e internacionales, que contribuyeron a popularizar este estilo como una expresión renovadora de la música venezolana.

“Creador de una sonoridad única, con un estilo personalísimo e intransferible, Aldemaro Romero permanece hoy en la historia de la música universal como el más prolífico y distinguido exponente de una música de la que, él mismo, es responsable en un alto porcentaje de ideas. A lo largo de siete décadas distintas de ininterrumpida carrera y entreverando varios recursos musicales en las diversas facetas de la música venezolana, a través del filtro de la suya propia, siempre dominante, consiguió producir una música que lleva el sello de la más indiscutible originalidad” (Alberto Naranjo, músico venezolano, fundador de El Trabuco Venezolano).

“Estoy satisfecho con los dos dones que Dios me deparó para que viviera con éxito en esta vida: el oído musical y la memoria. Con esas armas he vivido felizmente durante años”, dijo una vez el gran maestro Aldemaro Romero

 

Nació el 12 de marzo de 1928 en Valencia (Carabobo)
Murió el 15 de septiembre de 2007 a los 79 años

 

 

Fuente: discosvenezolanos.blogspot.com