Dirigentes y vecinos piden diálogo para resolver crisis de la basura en MBI

Wall Street

A pesar de la inseguridad y las deficiencias del transporte público, indudablemente la contaminación ambiental producto de la acumulación de la basura en la vía pública es el principal problema que confrontan los vecinos del municipio Mario Briceño Iragorry, lo que afecta el ornato de la jurisdicción, cuyas áreas verdes y parques sucumben a esta lamentable situación.

mbi

La gravedad de este problema de salubridad pública en calles y avenidas llevó la crisis de la basura en MBI hasta el Tribunal Supremo de Justicia, que el año pasado emitió una resolución para que la primera autoridad municipal se abocara a la recolección de los desperdicios de forma inmediata y eficiente.

A pesar de los compromisos que se derivaron de la sentencia judicial, el aseo urbano de MBI nunca fue capaz de funcionar al ritmo de la disposición de la basura en la jurisdicción, lo que a su vez generó un debate político entre el alcalde Delson Guarate y la gobernación del estado Aragua. Incluso, estos desencuentros se profundizaron cuando el gobierno regional designó a una autoridad de desarrollo.

La visión de los vecinos es que la solución nunca ha llegado específicamente debido a estas raíces políticas, a lo que recientemente se sumó la detención del alcalde Delson Guarate, quien fue sacado de su despacho por el Sebin y puesto a la orden de fiscalía, ente que lo acusó de varios delitos incluido un ambiental.

Pero mientras eso sucede, la comunidad enfrenta desde hace tres años una emergencia sanitaria que parece no tener fin, motivo por el cual crece la preocupación de los vecinos y la dirigencia local.

Para muchas personas, como es el caso de Mariana Torrealba, hay tres elementos que han dificultado llegar a una solución sostenible; “para mi el primero son las diferencias políticas la alcaldía y la gobernación; la segunda es que no hay un plan de programación ni de recolección de la basura ya que la municipalidad dice que no tiene compactadotas ni dinero para alquilar vehículos. En tercer lugar considero que los vecinos no están lo suficientemente sensibilizados con las posibles consecuencias para su salud y el medio ambiente”, dijo Torrealba.

Según Luis Ramón Aparicio, activista vecinal del sector Niño Jesús, parroquia El Limón, el problema no es precisamente recoger la basura sino la falta de gerencia. Considera que se debe diseñar un plan de frecuencia y recolección constante de la basura para que los ciudadanos no vean esa triste realidad; “las calles de MBI son vertederos pequeños de basura que trae problemas de roedores y enfermedades que podría ocasionar una epidemia.

La alcaldesa interina Alicia Loreto debería de interactuar con los entes gubernamentales, para que apoyen a solucionar este grave problema y a la vez darle una mejor calidad de vida al ciudadano. Por supuesto que el Estado también debe actuar y no ser cómplice de las disputas políticas de dos gobernantes, porque estamos hablando de un problema colectivo que no es atendido”, aseguró.

Al preguntarle que debería hacer la actual burgomaestre interina, Aparicio respondió diciendo que “la alcaldesa debería de abocarse a la recolección de la basura con un proyecto previo de recolección y frecuencia; debe dialogar con el alcalde Pedro Bastidas porque él controla y administra el vertedero de basura de San Vicente, de forma que permita que los carros recolectores de la basura de MBI depositen los desperdicios en el mencionado vertedero. De esa forma las calles quedarían limpias y podríamos tener mejores calidad de vida en el municipio”, propuso.

Sin embargo, el dirigente vecinal también se refirió a otros problemas como la falta de un plan de construcción de drenajes, falta de alumbrado público porque las calles permanecen a oscuras y es un foco para la delincuencia que diariamente atenta contra la vida del vecindario.

“El problema de la basura se tiene que atacar desde el punto de vista social, yo insisto que la alcaldesa Loreto, su primera responsabilidad es solucionar el problema de la basura y se reúna con todas las instituciones publicas y privadas, del oficialismo y de la oposición, porqué aquí lo que importa es solucionar el problema de la contaminación ambiental producida por la basura, si ese objetivo se logra en el tiempo mas breve posible, que ella misma abra las compuertas de la democracia para que los ciudadanos en las próximas elecciones decidan si se reelige como alcalde o si se elije a otra persona”, propuso.

Conversando con María Valero, residenciada en el sector 3 de Caña de Azúcar, pudimos conocer su opinión sobre las soluciones a la crisis ambiental en la que viven. “Esta situación es desastrosa, aquí existen muchas personas con enfermedades respiratorias y afectados con otro tipo de enfermedades. Es un problema que lleva años, por donde uno camina respira olores fétidos, plaga de zancudos, plagas de roedores y cuando llueve es peor. Nosotros tenemos niños y personas de la tercera edad enfermos productos de la contaminación”, denunció.

Fue sincera al señalar que un equipo de Corposalud siempre está atento, realizando jornadas de vacunación como medida preventivas para chicos y grandes, pero el problema de fondo sigue, y cuando llueve es peor pues “estas calles se vuelven intransitables”.

Sobre los últimos acontecimientos del municipio, Valero comentó que “muchos pensamos que con la detención del alcalde esta situación cambiaría, pero vemos que es peor, nos damos cuenta que el problema no solo era político, sino que están en contra de los vecinos del municipio MBI”, aseguró.

Luego se preguntó “porque si ellos tiene dinero, tienen todas las cuadrillas de trabajadores, las compactadoras, entonces porqué no han realizado jornadas de limpieza y por el contrario el municipio está peor. Nos hemos dado cuenta que el alcalde Guarate fue víctima de un sabotaje y nosotros pagamos las consecuencias”.

Finalmente, Miriam Sánchez, residente del sector La Candelaria, dijo estar a la espera de que el gobierno regional informe de algún tipo de operativo de recolección de basura; “no he visto cambios ni el interés del gobierno en recolectar la basura. Continúan los problemas de salud, por eso que hago un llamado al gobierno, que nos resuelva este problema antes que continúe agravándose, que la alcaldesa resuelva. Como vecino yo no creo que el partido de gobierno vaya a trabajar por solucionar un problema en el municipio donde siempre ha perdido procesos electorales”, aseveró.

REUNIÓN URGENTE

En su condición de concejal del municipio, Alejandro González, presidente de la Comisión de Cultura, Turismo y Deporte, no entró en muchos detalles, porque considera que el problema de la basura es archiconocido. Sus primeras recomendaciones estuvieron dirigidas a la alcaldesa Alicia Loreto, pidiéndole que tienda todos los puentes necesarios para buscar soluciones inmediatas de los problemas que aquejan al municipio, especialmente la basura.
Aseguró que se trata de un problema de salud pública que está ocasionando muchas enfermedades entre los mariobricenses.

“Así como se lo decimos al alcalde Delson Guarate y se lo exigimos al gobernador Tareck El Aissami, el problema de la basura se soluciona con la participación de todos y no políticamente, ni mucho menos de manera individual”.

En este sentido, “exigimos a la alcaldesa Alicia Loreto que tienda los puentes necesario y se reúna con los concejales, con la sociedad civil, los entes gubernamentales, con los comerciantes, con la iglesia católica, con las ONG, fundaciones, con las iglesias cristianas, consejos comunales y vecinos, que se abra una mesa de diálogo a través de un cabildo abierto para buscarle soluciones, pero sin entramparse en la parte política, porque los vecinos de MBI necesitamos soluciones y no dialécticas baratas que no conducen a nada”, indicó.

Recordando el enfrentamiento político entre el alcalde Delson Guarate y el Gobernador, sugirió no olvida r que los vecinos tienen derecho a tener una mejor calida de vida. “Dialogar no es claudicar, el vecindario tiene muchas expectativas y esperanzas, el sector comercio y la empresa privada tiene deseos de ayudar y posiblemente el gobierno regional también, sin necesidad que alguien quiera llevar ‘agua para sus molinos’, si se trata de la salud y la vida de nuestros vecinos, despojémonos unas horas de nuestras militancia políticas para solucionar el problema de la basura y dejemos que el pueblo decida en un futuro no muy lejano”, sentenció González.

LUIS CHUNGA | el siglo
fotos | MAIKEL HERRERA