Exquisita ensalada de papa con salsa de aguacate

Wall Street

Cuando busco una ensalada sencilla pero saciante y nutritiva para esos días en los que apenas tienes tiempo para parar a comer, pero necesitas una buena dosis de energía, suelo recurrir a la pasta o a las patatas como base, y cada vez me decanto más por la última opción. Esta receta de ensalada de patata cremosa con salsa de aguacate es sencillísima pero tiene mucho sabor y te deja satisfecho sin ser pesada.

aguacate

Es típico preparar las ensaladas de patata con un aliño cremoso que suele llevar mayonesa en su base, aunque también se puede preparar de múltiples maneras alternativas. El aguacate maduro nos proporciona la cremosidad de su pulpa añadiendo grasas saludables que combinan muy bien con la suavidad de hierbas frescas, y siempre gana con el punto ácido del zumo de limón o de lima.

Ingredientes para 2 personas

500 g de papas nuevas pequeñas,
1 aguacate maduro mediano,
1 cucharadita de mostaza de Dijon,
1 cucharada de perejil fresco,
1 cucharada de cilantro fresco,
1/2 cucharadita de cebollino fresco,
1 cucharadita de eneldo fresco,
1/2 diente de ajo picado o 1/2 cucharadita de ajo granulado,
1/2 cucharadita de comino molido,
1 pizca de hinojo molido,
1/2 limón grande o 1 lima,
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra,
1 cucharada de alcaparras, sal y pimiena negra.

Cómo hacer ensalada de patata cremosa con salsa de aguacate

Comenzar cociendo las patatas en abundante agua salada, al vapor o en el microondas. Para las patatas pequeñas y este tipo de recetas yo prefiero el vapor en u cestillo, aunque a veces recurro al microondas en un recipiente especial. Deben quedar cocidas por dentro pero no muy blandurrias, que se puedan pinchar. Dejar templar y llevar a la nevera.

Sacar la pulpa del aguacate deschandho el hueso y colocar en un cuenco o plato hondo. Rociar con un chorrito de limón y machacar con el tenedor. Añadir la mostaza, las especias, las hierbas picadas y mezclar todo un poco. Agregar el resto de zumo de lima o limón, el aceite de oliva virgen extra y salpimentar. Debe quedar una especie de crema un poco espesa. Aligerar con más zumo, aceite o con agua, si fuera necesario.

Cortar las patatas por la mitad o en cuartos si fueran muy grandes, pelándolas antes si se prefiere. Mezclar con el aliño de aguacate y añadir las alcaparras, mezclando todo con suavidad.

Degustación

Yo prefiero servir esta ensalada cremosa de patata con salsa de aguacate en el momento, pues si dejamos las patatas enfriándose en la nevera y los ingrediente de la salsa ya están fríos, estará en su punto en el momento en que la preparamos. Pero también se puede dejar lista con un poco de antelación guardándola bien en el frigorífico, procurando que no esté helada al degustarla. Podemos tomarla como almuerzo sencillo o como acompañamiento de un menú más completo.

Fuente: Informe 21