MUD denuncia boicot por cumbre NOAL

Wall Street

La mayoría opositora del Parlamento venezolano canceló una sesión prevista en paralelo a la Cumbre de Países No Alineados (NOAL), tras denunciar que se le  impidió a sus diputados comprar boletos para la Isla de Margarita.

allupy-florido

“No podemos hacer la sesión porque al gobierno le da miedo que los parlamentarios siquiera podamos ir a hablar”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Alup, en rueda de prensa.

Mediante una resolución, el Ejecutivo prohibió el uso de drones y la navegación de embarcaciones y vuelos privados hacia Margarita (norte), donde se celebrará la Cumbre desde este martes y hasta el próximo domingo.

Ramos Allup señaló que la medida -que rige desde el pasado miércoles y hasta el final de la cita- “prohibió” además a las líneas comerciales vender boletos aéreos y marítimos a los legisladores, aunque el gobierno no se ha pronunciado al respecto.

El bloque opositor planeaba sesionar en la isla caribeña el próximo jueves con motivo del inicio del período ordinario de la Asamblea.

Según el jefe parlamentario, el objetivo era “discutir en presencia” del centenar de delegaciones de los NOAL sobre la crisis de Venezuela, aquejada por una severa escasez de alimentos y medicinas, la inflación más alta del mundo y una delincuencia rampante.

Pero “es imposible para el gobierno lavarse la cara” con este encuentro, afirmó Ramos Allup, señalando que el mundo sabe que el gobierno de Nicolás Maduro tiene “presos políticos” y ha “interrumpido el sistema constitucional” porque, a su juicio, desconoce a la mayoría legislativa.

De todos modos, el asambleísta le restó importancia a la Cumbre, indicando que sus pronunciamientos carecen de “relevancia y trascendencia”, y la tildó de “sainete”.

“Es una especie de evento convocado entre pares, entre amigos, una gran cantidad de dictadores se supone que iban a venir, o de representantes de países donde hay dictaduras feroces”, dijo.

El titular de la comisión legislativa de Política Exterior, Luis Florido, aseguró por su parte que mientras a la anterior cita de Teherán asistieron 85 “delegaciones de alto nivel”, a la de Margarita solo lo harán 11.

“Que Maduro escuche claro, es un mensaje que le envía el mundo, que sabe que en Venezuela se viola el derecho a la vida porque no hay acceso a alimentos y medicinas”, expresó.

fuente: AFP