¿Por qué fue coronada Nuestra Señora de Coromoto?

Wall Street

La Iglesia católica celebrará con fervor hoy domingo el aniversario número 64 de la coronación canónica de Nuestra Señora de Coromoto, patrona de Venezuela. Los marianos también festejan la segunda aparición de la Madre de Dios ante el Cacique Coromoto en Guanare, estado Portuguesa.

virgen-de-coromoto

La canonización de la Virgen de Coromoto fue consagrada por el Papa Pio XII el 11 de septiembre de 1952, año en que los creyentes celebraban el tricentenario de la aparición de la Virgen. Diez años antes de ser santificada, el episcopado la proclamó Celestial Patrona de Venezuela. Desde entonces la fe y la devoción por la santísima Señora se manifiestan en el día de su aniversario para honrar a la excelsa madre de los venezolanos.

Muchos festejan a la virgen porque representa el sacramento del bautismo, el cual según los creyentes es el símbolo que abre las puertas al cielo y despierta la creencia en Dios. Es por ello que en esta fecha el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto ubicado en Guanare, recibe a cientos de feligreses que vienen desde el interior del país para rendirle homenaje.

Cada año los marianos participan en las diferentes actividades religiosas y culturales que tiene programada la parroquia de su comunidad.

Esta advocación mariana es también patrona de la diócesis de Punto Fijo y de la Arquidiócesis de Caracas, desde el 19 de noviembre de 2011.

Como se recordará, los festejos en su honor se iniciaron el pasado jueves con una procesión en honor a la Virgen, con motivo de la celebración de los 364 años de su aparición.

Historia de la aparición

El 8 de septiembre de 1652, la Virgen María apareció ante el Cacique Coromoto a las orillas de un riachuelo ubicado en la actual parroquia Quebrada de la Virgen, ubicada en la localidad de Guanare. En esa ocasión, el indígena recibió la instrucción de bautizarse junto a su tribu, Los Cospes.

La idea no era bien acogida por Coromoto, a quien nuevamente la virgen se le apareció tres días después. En ese encuentro, ella dejó su imagen en una estampa de 2,5 centímetros de alto y 2 centímetros de ancho.

La figura es hoy la reliquia de la Patrona de Venezuela, llevada a la Catedral de Guanare en 1654. Hoy, es custodiada en la Basílica Menor Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto, un templo de 4.000 metros cuadrados y 76 metros de altura que se erige en el lugar de su aparición.

En el lugar, existe un museo donde también se exhiben los trajes sacerdotales que su Santidad Juan Pablo II usó en su visita a esta Basílica en 1996.

 

Fuente: AVN