El Club de Voleibol Rainbow apuesta al desarrollo y los valores

Fabocca

Los días lunes, miércoles y viernes se vienen formando con optimismo y mucha responsabilidad en el voleibol niñas y adolescentes que le dan vida actualmente al Club Rainbow, que funciona en los espacios de la cancha Pancho “Pepe” Cróquer de Turmero, desde hace 30 años al servicio de la juventud de la localidad.

voleibol

La escuela es dirigida por el profesor Eloy Pulido en compañía del entrenador Keiderver Gómez, quienes se encargan de preparar física y mentalmente a un grupo de 105 atletas, a través de la instrucción de técnicas de ataques, contraataques y bloqueo, así como también de remates, saques, voleo y mancheta.

Por el periodo vacacional, los entrenamientos se cumplen en dos jornadas, divididas en dos grupos en la mañana y uno en la tarde.

En este club, las chicas aprenden todo sobre el voleibol y le ponen entusiasmo en sus días de práctica. Los entrenadores trabajan con el talento y lo pulen en lo deportivo, pero además las forman para la vida, inculcándoles valores y previniéndolas de un embarazo precoz, violencia y consumo de drogas.

En la cancha Pancho “Pepe” Cróquer entrenan niñas y adolescentes desde los 7 años de edad hasta más de 18. Las atletas de 7 hasta 11 años se encuentran en la categoría de desarrollo, las atletas de 12 y 13 años en minivol, las atletas de 14 y 15 años en infantil, las de 16 a 18 años en juvenil y las avanzadas.

Ellas cumplen a cabalidad con sus prácticas para establecerse en este deporte, para que más adelante les brinde mejores oportunidades en la vida.

La filosofía de trabajo de Pulido es incluir a las atletas para que tengan un mejor porvenir en la sociedad y en el deporte. “El deseo es que ellas lleguen a la universidad y además puedan estar en la selección de Aragua. La idea es que entiendan que primero son los estudios y luego el voleibol”, dijo Eloy.

En ese espacio se forman atletas de todo el municipio Santiago Mariño que llegan para aprender voleibol, pero también valores impresos en cada jornada de entrenamiento.

La escuela es un semillero para las selecciones regionales en desarrollo. De esos espacios han salido atletas que conforman el seleccionado aragüeño y nacional como es el caso de María José Pérez y Soriana Pacheco.

PILAR DE APOYO

La escuela cuenta con el apoyo de los padres y representantes, quienes a través de su aporte hacen posible el funcionamiento y mantenimiento del club y los espacios de la cancha, además de los viajes y campeonatos en los cuales las muchachas participan.

Un deseo de entrenadores, padres y representantes es la ayuda que puedan recibir de la empresa privada para cubrir gastos de material deportivo para el funcionamiento. Hicieron el llamado a las instituciones públicas, municipales y regionales para involucrarse en el desarrollo de esta escuela.

ALERTA

“En la cancha recientemente se realizó una fuerte inversión de dinero por parte de la municipalidad para su recuperación, la cual contó de pintura, reparación de baños, mejoramiento de alumbrado, gradería, techo y piso. Sin embargo, la obra se entregó con irregularidades siendo el piso la más notoria de todas ellas, puesto que no es el ideal para jugar voleibol. Los encargados del proyecto ofrecieron recubrir la superficie con una pintura sintética especial, la cual nunca fue colocada y hoy por hoy las niñas corren el riesgo de rasparse o romperse al realizar una jugada”, explicó Pulido.

ANDREÍNA LEÓN | elsiglo
fotos | JAVIER TROCÓNIZ