Las canciones más pegajosas de la historia según la ciencia

Wall Street

¿Tienes una canción pegadiza que eres incapaz de dejar de tararear? Es una situación bastante frustrante que la mayoría de nosotros ha experimentado en alguna ocasión. Esa melodía se queda “atascada” en nuestro cerebro reproduciéndose continuamente (nos guste o no).

¿Qué hace que un tema sea fácil de olvidar y que otro se nos quede grabado sin remedio? La ciencia parece tener la explicación.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Saint Andrews en Escocia (Reino Unido) ha desarrollado una fórmula matemática para explicar este fenómeno. Así, hay cinco aspectos a tener en cuenta para concluir si una canción es pegadiza o no: la potencia melódica, la percepción del oyente respecto a la melodía, si es predecible o no, si contiene elementos imprevistos y si se produce o no repetición rítmica. Todos ellos conforman los elementos de una ecuación que nos dirá si una canción es pegadiza o no lo es.

 

 

 

 

 

Fuente: Muy Interesante