Estos fueron los aportes del honorable Jacinto Convit

Wall Street

Jacinto Convit, denominado “Héroe de la Salud Pública” por la Organización Panamericana de la Salud, falleció el 12 de mayo de 2014 a los 100 años de edad. Fue un médico y científico venezolano que desarrolló la vacuna contra la lepra y trabajó arduamente en desarrollar una cura contra el cáncer.

jacinto-convit-1

Hijo del español Francesc Convit y la venezolana Flora García, nació el 11 de septiembre de 1913 en Caracas, cuna de sus inicios en materia científica. Desde muy joven destacó en sus estudios; obtuvo un reconocimiento del propio Rómulo Gallegos por su buen rendimiento en Filosofía y Matemáticas.

En 1932 inició sus estudios de Medicina en la Universidad Central de Venezuela. Tras seis años de estudio, egresó con menciones honorificas en asignaturas como física y anatomía humana; anatomía descriptiva y topográfica; así como clínica médica y clínica quirúrgica, entre otras.

jacinto-convit-2

Entre los años 1950 y 1951 obtuvo los títulos de Licenciado y MSc en Química en la Universidad de Delaware, durante su periplo por Norteamérica. En 1954, obtuvo un doctorado en Química de la Universidad de Tulane en Louisiana; además se desempeñó como instructor asistente en Química Orgánica (1951-1954), siendo distinguido con el Mérito a la Enseñanza y con el American Cyanamid Fellowship Award.

En los años 60, Convit se había interesado en obtener la cura de la Lepra. Presentó en Londres, a la Organización Mundial de la Salud, un informe sobre los resultados de sus investigaciones.

Convit también quiso crear instituciones dedicadas al estudio científico, por ende fundó el Instituto de Dermatología, que posteriormente se llamó Instituto de Biomedicina de Caracas. En 1973, este centro se convirtió además en la sede del Centro Internacional de Investigación y Adiestramiento sobre Lepra y Enfermedades afines de la Organización Panamericana y Mundial de la Salud.

jacinto-convit

El trabajo de Convit y su equipo desarrolló dos modelos de vacunación para el control de la lepra y la leishmaniasis. Esto le valió la obtención del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por su labor en los campos de la medicina y el área científica en 1987.

En 1988 fue postulado al Premio Nobel de Medicina, sin embargo ganó la bioquímica y farmacóloga Gertrude Belle Elion, por desarrollar el primer tratamiento contra la leucemia y la malaria.

Tras esto, el cientifico venezolano dedicó su vida a buscar la cura contra el cáncer. Junto con un equipo multidisciplinario de investigadores buscaron lograr el éxito del modelo de inmunoterapia propuesto por el médico; no obstante, este modelo quedó en fase experimental.

El 28 de febrero de 2011 es condecorado con La Legión de Honor, la más alta distinción honorífica de la República Francesa, mientras que en 2013, la Asamblea Nacional venezolana aprobó por unanimidad un proyecto de reconocimiento a sus trabajos, con motivo del centenario de su nacimiento, a la vida y obra.

Fuente: El Nacional