Crean un robot oruga

Wall Street

Gracias a esta interesante tecnología, investigadores de la Facultad de Física en la Universidad de Polonia de Varsovia, han creado recientemente y presentado de manera oficial, un super diminuto robot de inspiración 100% biológica, con la capacidad de reproducir la forma de andar tal cual como las orugas lo hacen en la naturaleza.

robot_oruga_2

Mediante la utilización de la tecnología llamada elastómeros de cristal líquido, la cual desarrollada principalmente por el Instituto italiano LENS de Florencia.

El robot que es totalmente blando, consta de tan solo unos impresionantes 15 milímetros de largo. Esta recolecta energía de la luz verde del ambiente y está controlada por un rayo láser. Tiene la capacidad de viajar sobre todo tipo de superficies planas, puede escalar también todo tipo de pendientes y como si esto fuera poco, transportar cargas.

robot_oruga

Durante años, se ha intentado construir un sin fin de robots que de alguna u otra manera imiten algunos de los diferentes modos de locomoción que son empleados por los seres vivos de la naturaleza. Actualmente, la gran mayoría de estos diseños poseen lo que podríamos denominar esqueletos rígidos con articulaciones movidas mediante sensores eléctricos.

Pero en la naturaleza, sin embargo a todo esto, existen una gran cantidad de criaturas que se desplazan usando cuerpos totalmente blandos, tal como lo es el caso de los gusanos, caracoles y también las larvas de insectos, los cuales pueden moverse de una manera muy efectiva en entornos bastantes complejos.

Los muy experimentados investigadores de la reconocida Universidad de Varsovia, de la mano con sus colegas de varias entidades en Italia y también en el Reino Unido, han desarrollado satisfactoriamente un “robot oruga” totalmente blando del mismo tamaño de una oruga de la vida real.

Según sus creadores, el robot posee un diseño monolítico y cristalino líquido optomecánico. El interesante cuerpo de este diminuto robot, consta de una tira de elastómero sensible a la luz.

Como si todo esto fuera poco, el robot oruga logra imitar perfectamente el patrón de deformación al realizar movimientos de desplazamiento, también este robot imita muy bien las diferentes formas de andar tal cual sus homólogos biológicos. También sin ningún tipo de problema, este puede ascender por una pendiente, pasar por pequeñas abertura y empujar objetos que sean tan pesados como diez veces su propio peso.

Quedando demostrado de esta manera su potente capacidad de poder actuar en todo tipo de entornos complicados y su utilidad para muchas y potenciales aplicaciones en el futuro.

Fuente: Tecno Magazine