Recorrido por los lugares donde el Estado Islámico ejecutaba a sus víctimas

Wall Street

Sirte, la ciudad natal del exlíder libio Muammar Gaddafi se convirtió en uno de los bastiones del Estado Islámico y el lugar donde los yihadistas realizaban masivas ejecuciones de sus rehenes.

Después de la revolución de Libia llevada a cabo en 2011, el caos y la destrucción del país crearon el lugar perfecto para su ocupación por parte del Estado Islámico.

En las costas de Sirte, la ciudad natal de Muammar Gaddafi fue el lugar donde los yihadistas llevaban a cabo y grababan las masivas ejecuciones de sus rehenes. Estos videos se convirtieron en símbolo de su propaganda extremista para crear una imagen de amenaza permanente y así ganar más simpatizantes.

En uno de ellos, 21 cristianos egipcios con la ya característica vestimenta color naranja fueron degollados en plena playa de Sirte. En otros tantos, los radicales aparecían leyendo el Corán sentados en una mezquita, lo que manipulaba a la audiencia resaltando sus vínculos con la religión islámica.

Con este material, los islamistas radicales buscaban reclutar a más personas en nombre de Alá y amenazaban con asesinar a los infieles. A medida que el Estado Islámico avanzaba, las ejecuciones se hacían más grandes y en lugares más emblemáticos.

 

Fuente: RT