¡Ojos más grandes con este maquillaje!

Wall Street

Quienes poseen ojos pequeños tienen un gran desafío a la hora de maquillarse, ya que aplicar demasiado color puede hacerlos lucir más chicos, pero si es poco, quizás no se aprecien. Es por eso que encontrar la justa medida es lo ideal, para ello resulta esencial saber seleccionar los colores que van a resaltarlos, enmarcando la mirada y así conseguir un efecto zoom. Jenny López Acuña (jennylopez0570@gmail.com), esteticista y cosmetólogo, ofrece sencillos trucos y técnicas que te permitirán lograr ese objetivo, sin grandes complicaciones.

ojos

1. Prepare la piel: Un cutis limpio y bien hidratado es un buen lienzo para iniciar el maquillaje. Si tu piel es fina, seca y con tendencia a pelarse, hidrata muy bien el contorno de los ojos. Espera unos minutos y si notas que queda una película de grasa, retira el excedente, dando pequeños toques con un pañuelo de papel. Y a continuación, aplica una ligera capa de la base de tu preferencia, cuando sea necesario para igualar el tono de piel.

2. Un básico, el corrector de ojeras. Esos círculos que se encuentran debajo de los ojos son uno de los factores que los hacen parecer aún más pequeños. Aplica un corrector que sea solo un poco más brillante que tu piel. Esto generará el efecto de que tus ojos son más grandes y a su vez es una buena base para la sombra. El color dependerá del de la ojera: amarillo, si son azuladas; melocotón, si son más violáceas y beige claro sin son marrones. “Recuerda que una mala corrección de la ojera no dará la luz adecuada y el ojo parecerá cansado o triste, así que todo lo demás que hagas para un maquillaje perfecto no funcionará”, enfatiza la experta.

3. Sombra, las más adecuadas. Este elemento es básico a la hora de conseguir una mirada de mayor dimensión, profunda y fuerte. En ojos pequeños es mejor evitar las sombras más oscuras o de color mate. “Lo ideal es trabajar con dos tonos: uno claro, aplicado cerca del lagrimal, y uno más oscuro en el extremo final del ojo. Por supuesto, bien difuminados entre ellos, nada de cortes de colores entre las sombras”, aconseja la maquilladora.

4. Cejas, definidas y pobladas. Ellas ayudan a potenciar la mirada. Unas cejas bien definidas en el arco y con presencia contribuyen a que los ojos tengan más protagonismo y parezcan más grandes. Por eso, es importante definir su forma: antes de hacerlo usa un lápiz beige y colorea los pelitos o la zona que le sobra. Esto te ayudará y en vez de depilarte ciegamente, verás perfectamente lo que estás haciendo.
El otro elemento esencial para agrandar los ojos es que las cejas parezcan pobladas. Para ello, utiliza un lápiz de cejas o un pincel y sombra del tono de tus cejas y rellena con cuidado cualquier pequeño espacio vacío en ellas.

5. Evita el lápiz negro. Si quieres delinear, marca solo la parte final del ojo, no todo su contorno. Para hacerlo, aplica el lápiz desde la mitad del párpado, tanto superior como inferior, hacia el exterior. Si quieres conseguir un mayor efecto en tu mirada, prueba usar un color similar al tono más oscuro de sombra que hayas aplicado en la parte exterior del ojo, trazando una línea muy fina a ras de las pestañas superiores.

6. Lápices de colores, para enmarcarlos. Con el lápiz blanco puedes marcar la línea de agua del párpado inferior. De esta manera, iluminarás el ojo y conseguirás engrandecerlo. Si lo deseas, puedes utilizar un lápiz color champán o nacarado para enmarcar el borde inferior de las cejas. Así, parecerá que tus ojos están más abiertos. También puedes aplicar corrector debajo de las cejas para levantar tu mirada.

7. Riza tus pestañas. El rizador aporta protagonismo a la pestaña y ayuda a ampliar el párpado superior.

8. Rimel: ¡Esencial! Aplica la máscara. En opinión de la experta: “Esto es imprescindible, incluso en el maquillaje más sencillo, pues cambia radicalmente la mirada. Opta por una que tenga efecto alargador y proporcione volumen”. Sin embargo, la recomendación es no hacerlo de cualquier manera, para poder conseguir el efecto deseado haz lo siguiente: “Separa bien las pestañas y péinalas con un cepillito en limpio –incluso si vamos a dar varias pasadas–, luego, aplica el rímel con trazos ascendentes, dirigiendo el pincel desde las pestañas interiores hasta las exteriores, pero solo en las superiores e incidiendo en las puntas. Procura no aplicar en las inferiores. De esta manera, conseguirás agrandar la mirada y dar una forma almendrada a los ojos “.

9. Ilumina tu mirada. Para finalizar, no puedes olvidar la aplicación del iluminador, un cosmético clave para dar luz y potenciar el efecto de amplitud. Aplica unos puntos en el lagrimal, en la parte inferior del ojo y justo debajo de la ceja.

10. Apúntate al flequillo. Otra forma para lograr una mirada más generosa en tamaño es ayudarse de un buen corte de pelo. Los flequillos ya sean despuntados de forma desigual, desfilados o rectos enmarcan la mirada y la convierten en el centro de atención por lo que logran el efecto de agrandar los ojos. Eso sí, que nunca tape las cejas, ya que se produciría el resultado contrario.

Unos ojos más expresivos y grandes están preparados para acaparar todas las miradas y embellecer el rostro de manera inmediata. ¡Atrévete! Pon en práctica estos sencillos tips de maquillaje. Recuerda que pintar los ojos perfectamente no es difícil, solo es cuestión de paciencia y ¡mucha práctica!

Fuente: Estampas