Newton asotó la península mexicana de Baja California

Wall Street

El huracán Newton castigó este martes con intensos vientos y lluvias torrenciales a la península mexicana de Baja California, donde tocó tierra en la madrugada, asustando a miles de turistas de la exclusiva zona de Los Cabos y sin dejar víct imas.

Huracán-Newton

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos reportó que Newton tocó tierra con una fuerza de categoría 1, con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora (kph) que bajaron horas después a 120 kph a medida que la tormenta se desplazaba en dirección al nor-noroeste, reseñó Reuters.

Newton dejó a su paso calles inundadas y árboles, postes de luz y carteles caídos que provocaron el corte de la energía eléctrica y los teléfonos celulares e internet funcionaban de manera intermitente.

Huracán-Newton-México-4

“De acuerdo con los últimos reportes, #Newton sólo ha causado daños menores en infraestructura y hay saldo blanco”, dijo el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en su cuenta de Twitter

Las previsiones indicaban un debilitamiento gradual de la tormenta, que se dirigía hacia el mar de Cortés para después internarse en el árido estado de Sonora, también en territorio mexicano.

“Hay que armar todo otra vez de nueva cuenta. Nos vamos a quedar por lo menos unas dos o tres semanas sin laborar”, dijo Daniel Tirado, de 31 años, empleado de un restaurante de mariscos en una playa de San José del Cabo que quedó en ruinas.

Huracán-Newton-México-1

En el municipio de Los Cabos se ubican Cabo San Lucas y San José del Cabo, dos centros turísticos muy visitados, principalmente por estadounidenses. A la llegada del huracán, había cerca de 14,000 turistas alojados, según autoridades del sector turismo.

El huracán “se sintió como un jet que llegaba al condominio, como un avión”, contó Frank Halcovich, un turista de California de 50 años quien planeaba quedarse hasta el sábado a pesar de las malas condiciones del clima.

En un hotel de San José del Cabo, una pareja durmió en el lobby en unos camastros por el miedo que sintió en su habitación, ubicada en el último de los cinco pisos del edificio.

Huracán-Newton-México-2

“Se movía la pieza (la habitación), haga de cuenta como si fuera un temblor (sismo) de 6 grados”, dijo Reina Torres, una jubilada de 56 años quien vive en Canadá y esperaba junto con su esposo poder regresar a su hogar cuando los vuelos se normalizaran.

Las principales aerolíneas cancelaron los vuelos desde y hacia la península y los puertos estaban cerrados, mientras que las clases fueron suspendidas.

Más de 1.500 pobladores de las zonas costeras se refugiaron en 17 albergues que se habilitaron en Los Cabos.

Huracán-Newton-México-3

Fuente: EFE