Venezuela jugará hoy con todo y contra todos

Fabocca

A Venezuela se le hace tarde para ir a Rusia. Se distrajo abriendo la matriushka de sus problemas desde el comienzo de esta ruta. La muñeca rusa que tiene una más pequeña cada vez que se destapa, le deparó derrotas y sufrimientos con cada cambio de piel. Pero llegó la hora de cambiar.

La-Vinotinto

La visita de Argentina, líder de la eliminatoria y crecida después de batir con autoridad en casa a Uruguay, es la peor posible en este momento. No obstante, hay algo en el ambiente del estadio Metropolitano de Mérida, que hace presagiar que ante la adversidad la Vinotinto de Rafael Dudamel puede sacar adelante el enorme reto que se le presenta desde esta noche a las 7:00.

No hay nada que perder, y está todo por ganar. Sin puntos en el clasificatorio, la apuesta del seleccionador nacional sigue siendo la misma. Ir con un equipo joven y atrevido, que no debe equivocarse.

No puede ceder en espacios propios, y también debe atacar los pocos flancos que dejará abiertos el rival, que seguramente buscará a la Vinotinto desde el inicio. Y eso que la visita no contará con Lionel Messi, su gran figura, por una pubalgia.

“Argentina sigue siendo Argentina, con o sin Messi”, explicó el estratega yaracuyano ayer en rueda de prensa. “Para que no nos suceda lo que vivimos en la Copa América Centenario (victoria de Argentina 4-1), debemos ser inteligentes. Muy rápidos a la hora de achicar los espacios, y estar perfectos en nuestros movimientos en los toques en corto, en el espacio reducido”, aseguró.

La velocidad a Venezuela se la dará Alexander González. El caraqueño trabajó como alternativa en Barranquilla para el duelo contra Colombia, y se asoma como posible titular para esta noche contra la albiceleste. Dudamel también pondrá un lanzador junto a Tomás Rincón, entre Arles Flores o el joven Yangel Herrera.

“Quien juegue al lado de Tomás tiene que respetar lo que este representa para el equipo, pero además, debe ser alguien con personalidad. Estamos en medio de un proceso en el que los jugadores más jóvenes se acoplan al primer nivel, y sólo les pido que disfruten este tipo de partidos. Venimos a competir, no estamos resignados. Aún no pensamos en Qatar”, expuso.

Edgardo Bauza, por su parte, llega tranquilo después de su primera victoria como DT albiceleste, apostando a un equipo muy dinámico y ofensivo. Jugará Angel Di María, también estará Ever Banega y la duda de quien reemplaza a Messi aún está latente, entre Nicolás Gaitán o Erick Lamela.

Además, el cuadro sureño buscó manejar el escenario extra futbolístico al hacer un pequeño escándalo con su llegada al país, pidiendo seguridad redoblada ante una amenaza de golpe de Estado o de revuelta social. Sin embargo, ayer estuvieron con calma en Mérida, sin contratiempos.

Para la Vinotinto, el duelo es la gran oportunidad para lavarse la cara y reencontrarse con su juego y la alegría. Ganarle a Argentina es el nuevo comienzo se anhelado. Y por eso irá con todo y contra todos. Ya la última matriuska está abierta, que ruede el balón.

Fuente: El Nacional