Doble homicidio en el sector dos Quebradas de San Casimiro

Wall Street

En lo que se presume se trató de un enfrentamiento entre miembros de una misma banda delictiva, resultaron muertos dos hombres en el sector Dos Quebradas de la población de San Casimiro, donde se suscitó un intenso tiroteo la tarde del pasado viernes.

Ambos cuerpos fueron trasladados a la morgue en Caña de Azúcar
Ambos cuerpos fueron trasladados a la morgue en Caña de Azúcar

Las víctimas mortales fueron identificadas como Edison José Zambrano Guevara, de 39 años, y Carlos Enrique Zurita, también de 39 años. Según las versiones policiales los hombres eran apodados “El Chuky” y “El Carlos Marihuana”, respectivamente, y pertenecían a una organización criminal que opera en esa zona del sur de Aragua.

Este último estaba requerido por el Juzgado 4to de Control desde junio de 2009 aparentemente por el delito de droga, como también fue reseñado en el Cicpc Villa de Cura. Mientras que “El Chuky” presentaba registros policiales por droga y ocultamiento de armas, incluso estaba reseñado por el Cicpc El Paraíso en Caracas.

Sus familiares se negaron aportar información referente a sus seres queridos, mientras adelantaban los trámites en la morgue de Caña de Azúcar para retirar los cuerpos.

Sin embargo, versiones extraoficiales en el asesinato estuvo involucrado un subalterno de la banda con la intención de tomar el control de la organización delictiva que en los últimos días estaba dedicada, además de la droga, al robo de vehículos y extorsión.

También se supo que en febrero de 2010 hubo en esa jurisdicción otro enfrentamiento entre bandas en el que murió Javier José Rico Avilez, de 25 años, y un menor de edad.

En ese entonces, luego del suceso se practicó un allanamiento en la casa de Carlos Enrique Zurita, donde funcionarios de la Brigada de Respuesta Inmediata (BRI), Cicpc Zamora y Policía Municipal, en una acción tipo comando, lograron la captura de “Carlos El Marihuana” y otros dos sujetos con armas de fuego, proyectiles, droga y dinero en efectivo.

Años después, el hombre estaba nuevamente en la calle, pero esta vez no tuvo igual suerte.

NOHANNA MORILLO | el siglo
fotos | RAFAEL LOZADA