¡Increíble! Gato mantuvo como rehenes a una familia y su perro

Wall Street

Parece una broma pero no… es completamente real. En Portland, Estados Unidos un gato de unos 10 kilos llamado Lux amenazó a toda su familia que tuvo que encerrarse en un cuarto para no sufrir las consecuencias de su enojo. Fue tal la magnitud del problema que sus dueños tuvieron que llamar a la policía para que intervenga, reseñó Upsocl.

Todo comenzó un domingo en la tarde cuando el bebé de Lee Palmer y Teresa Barker de sólo 7 meses fue arañado en la cara por Lux causándole heridas menores. El padre reaccionó dándole un puntapié al felino pero en lugar de asustarlo sólo lo puso más agresivo. Fue tanto el miedo que le causó a la familia que junto a su otra mascota, un perro, tuvieron que esconderse en una habitación de su hogar.

cat-lux

Desesperados por lo que estaba sucediendo decidieron llamar al teléfono de emergencias 911. “¡El gato se volvió loco! Está tratando de atacarnos. Es muy muy muy muy agresivo”, decía la grabación donde también se escuchaban los gruñidos del furioso animal.

La operadora primero confirmó que el bebé no necesitaba asistencia médica y luego consultó con la policía si era posible enviar una patrulla al hogar de esta familia. Finalmente enviaron al sargento Pete Simpson para lidiar con el problema. Apenas llegaron los policías al bloque de departamentos, el felino de raza himalaya decidió huir hacia la cocina. Posteriormente fue capturado por los agentes de seguridad y puesto tras las rejas. No, en realidad, sólo fue puesto en una jaula para mascotas.

 

Fuente: upsocl.com