El Comité de Emergencia de la OMS se reúne para evaluar epidemia de zika

Wall Street

El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúne hoy para evaluar la epidemia del virus del Zika en el mundo y, eventualmente, modificar o ampliar las recomendaciones sobre cómo luchar para detenerla.

aedes_aegypti_cdc-gathany

Esta será la cuarta reunión del Comité de Emergencia sobre el zika, que se celebrará por teleconferencia, y cuyas conclusiones no se conocerán hasta mañana, viernes.

El pasado 1 de febrero, la OMS consideró que el virus del Zika y los casos de malformación neonatal que provocaba constituían una emergencia sanitaria de alcance internacional.

Posteriormente, la agencia sanitaria de Naciones Unidas decidió que el propio virus y su expansión constituía por si solo dicha emergencia.

Se ha podido comprobar que el virus no sólo provoca malformaciones congénitas y desórdenes neurológicos en fetos -especialmente microcefalia- sino también en adultos, dado que se ha registrado un aumento repentino ligado a la infección por zika de casos de Síndrome de Guillian-Barré (SGB).

El SGB es una respuesta inmunitaria del cuerpo que causa parálisis de los órganos, incluidos los pulmones.

El Comité evaluará si el virus aún constituye una emergencia mundial, si las recomendaciones hechas hasta la fecha siguen estando vigentes, revisará la implementación de las mismas y si hay que añadir otras nuevas, entre otras cuestiones.

Durante la reunión, los expertos analizarán datos proporcionados por algunos de los países más afectados: información sobre la rapidez de la propagación, el impacto de las intervenciones, la tasa de incidencia de los efectos perniciosos y si han detectado nuevas consecuencias de la infección.

Asimismo, los miembros del Comité analizarán los datos sobre la investigación científica respecto al virus y su transmisión.

Uno de los últimos hallazgos ha sido que se ha comprobado que la hembra del Aedes Aegyti, el mosquito que inocula el virus, lo transmite a sus huevos y a las larvas.

Esto dificulta aún más la lucha contra la transmisión del virus porque los insecticidas son efectivos en los adultos pero no matan los huevos o las larvas.

Asimismo, se ha comprobado que la vagina es un “nicho” donde el virus del Zika puede mantenerse durante un largo tiempo y, en ratones hembra embarazadas, provocar una infección cerebral del feto, según un nuevo estudio.

Además de la picadura del mosquito, el virus se contagia por transmisión sexual.

La actual epidemia comenzó en Brasil y se expandió rápidamente por América Latina y Estados Unidos y ya ha llegado a 45 países, el último Singapur.

Fuente: Globovisión