Petición de los obispos para venezolanos que se movilicen este 1ero de septiembre

Wall Street

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) pidió hoy seguridad para los venezolanos que asistan a la movilización convocada por la oposición, prevista para el próximo 1 de septiembre, y señaló que los ciudadanos tienen la potestad de hacer valer sus derechos.

conferencia-episcospal
“Se trata del ejercicio de un legítimo derecho establecido en la Constitución y el ordenamiento jurídico de Venezuela. Por eso, dichas movilizaciones, concentraciones y actividades de carácter político tienen que ser respetadas y amparadas por los organismos del Estado”, dice el comunicado divulgado por el episcopado.

Los obispos recordaron que el Estado y los organismos de seguridad tienen la obligación de “garantizar a todos los ciudadanos el derecho a la libre expresión de sus ideas y la libre circulación por el país”.

De igual forma, la CEV hizo un llamado para que todos los venezolanos, sin importar su condición y posición política, se expresen con respeto hacia las opiniones contrarias “con el propósito de trabajar por la paz”.

“Los fieles cristianos laicos, en particular quienes se dedican a la política y al trabajo o voluntariado social, deben agotar todos los esfuerzos para hacer posible la cultura del encuentro y del diálogo constructivo y crear el ambiente para la reconciliación de todos”, recomendó la institución religiosa.

Por último, la CEV recomendó a los sacerdotes promover la oración desde cada uno de los centros de acción pastoral para que desde la iglesia se auspicie “el encuentro, el entendimiento y el diálogo, así como favorecer la integridad de todos los ciudadanos, especialmente de los más débiles y necesitados”.

Este comunicado del clero católico fue emitido en el marco de la convocatoria que la oposición venezolana hace para promover una movilización multitudinaria el 1 se septiembre que busque presionar la realización de un referendo para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro.

La iniciativa opositora ha sido vista por el Gobierno como un plan de insurrección, por lo que ha detenido al menos a tres personas que, según el chavismo, planeaban actos violentos para el día de la marcha.

 

fuente: efe