Serena y Djokovic llegan como favoritos al US Open

Fabocca

Una vez más la tenista número uno del mundo, Serena Williams, y el mejor jugador, el serbio Novak Djokovic, llegan al Abierto de Estados Unidos, el último torneo de Grand Slam, como los grandes favoritos, aunque solo sea el jugador europeo el que defiende el título de campeón.

serena

Sin embargo, por lo visto en lo que va de la temporada, tanto Williams, de 34 años, como Djokovic, de 29, no tienen la solidez de la temporada anterior y también llegan con la sensación de que no son invencibles en el torneo.

Djokovic, quien sucumbió en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro ante el resurgido Juan Martín Del Potro, reconoce que conseguir su décimo tercer título de Grand Slam no será una misión fácil, pero está listo para demostrar de nuevo su mejor nivel de tenis y luchar por revalidar la condición de campeón defensor.

Mientras que el gran rival en la parte baja del cuadro tiene el nombre de Andy Murray, de 29 años. El británico, bicampeón olímpico, se presenta con todos los honores y armas para luchar por el título que ganó en el 2012, el mismo año que obtuvo la primera medalla de oro olímpica, la de los Juegos de Verano de Londres.

En el cuadro femenino, la menor de las hermanas Williams, seis veces ganadora del Abierto de Estados Unidos, incluidos tres títulos en las últimas cuatro ediciones (antes los había ganado en 1999, 2002 y 2008), logra por quinta vez llegar al último torneo de Grand Slam como primera cabeza de serie después de conseguir el título en tres de las últimas cuatro ediciones.

Tras Serena Williams estará la alemana Angeline Kerber, la ganadora sorpresa del Abierto de Australia, seguida de la española Garbiñe Muguruza, la reina del Abierto de Francia, mientras que la polaca Agnieszka Radwanska será cuarta.

Al igual que Djokovic, Serena mostró en Río que no es invencible y quedó eliminada y dejó el camino libre para que la joven puertorriqueña Mónica Puig, de 22 años, hiciese historia al ganar la primera medalla de oro olímpica para su país.

Fuente: EFE